Alemania: ¿qué pasa si fracasan las negociaciones para formar gobierno? | Alemania | DW | 15.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania: ¿qué pasa si fracasan las negociaciones para formar gobierno?

Este viernes deben concluir los acercamientos preliminares para formar nuevo gobierno en Alemania, con una propuesta común entre CDU, CSU, FDP y Los Verdes. ¿Qué pasará después? ¿Y si fracasan las rondas?

Suponiendo que CDU, CSU, FDP y Los Verdes quieran formar una coalición de gobierno, ¿cuáles serían los siguientes pasos?

Primero, los comités directivos informarían a sus partidos acerca de los resultados de la negociación. Esto sucedería entre el viernes y el sábado. Además, las fracciones de los partidos en el Bundestag realizarían sesiones extraordinarias. Las sesiones informativas de los partidos son muy importantes, pues no hay antecedentes a nivel federal de negociaciones entre CDU, CSU, FDP y Los Verdes. Los partidos definirían aquellos puntos en los cuales quieren endurecer su posición.

¿Cómo participan las bases de los partidos?

Esto varía según cada partido. Angela Merkel, que encabeza la CDU, pretende realizar cinco conferencias en Stuttgart, Düsseldorf, Hannover, Leipzig y Darmstadt, a fin de promover la nueva coalición y poner a discusión el mal resultado electoral (el partido perdió 8,5 por ciento de votos).

Mientras los dirigentes de todos los partidos planean primero informar a sus bases, solo Los Verdes someterán a votación inmediatamente después de los acercamientos preliminares: en una asamblea a realizarse el 25 de noviembre en Berlín, las bases de ese partido votarán acerca de si el partido participará o no en las negociaciones formales. Solo después de éstas, los partidos restantes llamarían a sus respectivas asambleas, y a votación sobre el acuerdo para una coalición.

Leer más: Merkel pide "buena voluntad" ante difícil formación de Gobierno

Trasfondo: Merkel ante conversaciones difíciles

Noticias: Bundestag rechaza a candidato de AfD a una vicepresidencia

¿Cuándo comenzarían las negociaciones formales, y cuánto podrían durar?

Las negociaciones podrían comenzar luego de la asamblea de Los Verdes, el 25 de noviembre. No hay garantía de éxito. Pese a las cuatro semanas de acercamientos preliminares, las negociaciones formales podrían fracasar. Si todo sale bien, antes de Navidad podrían estar listos el contrato de la coalición, el programa de gobierno para los próximos cuatro años, y la lista de los futuros ministros. A principios de enero podría tomar posesión el nuevo gobierno de esta inédita coalición a nivel federal.

¿Qué pasa si las negociaciones fracasan?

En este caso, Angela Merkel, en su calidad de dirigente de la CDU, tendría que acercarse al socialdemócrata SPD para consultar cuán categórica es la negativa de este partido para participar en la formación de un nuevo gobierno. Matemáticamente, una nueva edición de la Gran Coalición sería posible: CDU/CSU y SPD tendrían juntos 399 de los 709 votos; es decir, una clara mayoría en el Bundestag. No obstante, la posibilidad es nula. "Si Merkel no logra formar gobierno, tendrá que haber nuevas elecciones", ha dicho Martin Schulz, cabeza del SPD.

Los Verdes votarán el 25 de noviembre sobre si participan o no en el nuevo gobierno

Los Verdes votarán el 25 de noviembre sobre si participan o no en el nuevo gobierno

¿Podría Merkel formar un gobierno de minoría?

Podría lograrlo, por ejemplo, con el FDP. Pero entonces debería asegurarse una nueva mayoría de votos en el Bundestag para cada propuesta. La consecuencia sería inestabilidad política. Por eso nadie quiere dicha opción. Si fracasan las negociaciones, sería posible que Merkel dejara la dirigencia de su partido y prescindiera de un nuevo mandato. Otro político de la CDU tomaría la estafeta e intentaría formar gobierno. No hay indicios de que esto vaya a suceder.

¿Habría nuevas elecciones si fracasan las negociaciones?

Realizar nuevas elecciones es algo que se demanda con rapidez, pero que es difícil de llevar a la realidad. La Constitución prevé ciertos "candados" a fin de evitar una espiral de comicios. Primero, el Bundestag debe elegir al o la canciller propuesta por el presidente federal, Frank-Walter Steinmeier. Asumiendo que éste proponga a Angela Merkel como candidata de la fracción más fuerte, ella necesitaría una mayoría absoluta en el Bundestag: por lo menos 355 de los 709 votos. CDU y CSU tienen tan solo 246. Si Merkel fuera elegida alcanzando mayoría en votación secreta, Steinmeier tendría que nombrarla canciller.

¿Y si Merkel no alcanza la mayoría absoluta en la primera votación?

Entonces habría la posibilidad de que se presentaran otro u otros candidatos al Bundestag. Si en la segunda ronda nadie alcanzara la mayoría absoluta, en los próximos 14 días debería realizarse una tercera votación, en la cual bastaría con mayoría relativa. El balón pasaría de nuevo al presidente federal: si el Bundestag eligiera a Angela Merkel a través de este procedimiento, Steinmeier tendría que nombrarla canciller en un plazo no mayor a siete días, abriendo de hecho la puerta a un gobierno de minoría. También podría disolver el Parlamento. En ese caso, deberían celebrarse nuevas elecciones en un plazo no mayor a 60 días.

Los acercamientos no han sido fáciles, admitieron representants de los partidos.

Los acercamientos no han sido fáciles, admitieron representants de los partidos.

¿Podría Merkel misma convocar a nuevas elecciones?

Si Merkel es nombrada de nuevo canciller y su gobierno se tornara inestable, podría someterse al voto de confianza del Bundestag. Si no lo superara, habría condiciones para convocar a nuevos comicios. En la historia de la República Federal de Alemania, tres cancilleres han llamado a nuevas elecciones: Willy Brandt (SPD), Helmut Kohl (CDU) y Gerhard Schröder (SPD). Los tres eligieron la vía de un voto de confianza que no estaban en posibilidades de ganar, como vía para convocar a nuevas elecciones. Pero no lo hicieron al inicio de la legislatura. Actualmente, esta opción está vedada a Merkel: como hoy por hoy conduce los asuntos del gobierno de modo transicional, no puede convocar a voto de confianza, y tampoco el Bundestag le puede retirar su apoyo.

¿Entonces se impondrá de todos modos la Coalición "Jamaica"?

La mayoría de los analistas polítcos así lo considera. Si se realizaran nuevas elecciones, Alemania quedaría sumida en el limbo político y tendría un margen de maniobra muy limitado en asuntos internacionales. Además, las encuestas más recientes indican resultados muy parecidos a los del 24 de septiembre. La opción "Jamaica" pronto volvería a barajarse, y 90 millones de euros de fondos federales serían tirados a la basura. Tal es el costo estimado de una eventual nueva votación.

Autora: Nina Werkhäuser (ELM/VT)

DW recomienda

Publicidad