Alemania: presunto terrorista de Chemnitz se suicidó en su celda | El Mundo | DW | 12.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Alemania: presunto terrorista de Chemnitz se suicidó en su celda

El sospechoso de terrorismo, Yaber al Bakr, refugiado sirio que habitaba en Chemnitz, se ahorcó en su celda de reclusión, no sin antes inculpar a quienes lo entregaron a la Policía el fin de semana pasado en Leipzig.

Jaber al-Bakr, sindicado de planear atentado en aeropuerto Tegel de Berlín.

Jaber al-Bakr, sindicado de planear atentado en aeropuerto Tegel de Berlín.

A pesar de encontrarse bajo vigilancia por el riesgo de suicidio, el refugiado sirio de 22 años Yaber al Bakr, que había sido detenido el lunes por las sospechas de que planeaba un atentado en Alemania, fue encontrado este miércoles (12.10.2016) sin vida, colgado en su celda en una cárcel de Leipzig.

"En la tarde del 12 de octubre de 2016, Yaber al Bakr, sospechoso de planear un ataque de importancia, se quitó la vida en el centro de detención del correccional de Leipzig", informó en un comunicado el Ministerio de Justicia de Sajonia confirmando informaciones iniciales de la prensa alemana. Al Bakr había además comenzado una huelga de hambre. Los detalles sobre su muerte se darán a conocer este jueves por la mañana en una conferencia de prensa a las 11:00 horas locales (09:00 GMT).

Al Bakr, de quien se sospecha quería atentar contra el aeropuerto de Berlín, había sido detenido en Leipzig después de que tres refugiados sirios que le habían dado alojamiento se dieran cuenta de que era el hombre buscado por las autoridades y lo entregaran. En los interrogatorios, según informaciones, había acusado de complicidad a los tres sirios que lo redujeron y lo entregaron a la policía, quienes se habían convertido en héroes en Alemania.

Atentado inminente

Según declaraciones del presidente de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución, Hans-Georg Maassen, recogidas por el periódico 'Frankfurter Allgemeine Zeitung', los servicios secretos alemanes disponían de datos según los cuales el detenido "podría haber perpetrado un atentado esta misma semana".

A las alabanzas del lunes de la canciller alemana, Angela Merkel, se habían sumado luego las de otros políticos como el alcalde de Leipzig, Burkhard Jung, quien había afirmado que la acción demostraba que "entre los solicitantes de asilo y extranjeros que viven aquí hay una gran mayoría que no tiene nada que ver con esta forma de islamismo radical".

El ministro de Interior alemán, Thomas de Maizière, explicó hoy que no está claro cuándo se radicalizó el joven, que entro en Alemania en febrero del año pasado y fue reconocido como refugiado en junio. Sus datos fueron revisados y no se encontró nada sospechoso. Según informaciones difundidas por la cadena de televisión pública regional MDR, después de llegar a Alemania como refugiado, Albakr había vuelto al menos en una ocasión a Siria.

Por ahora no está en claro si las autoridades se habían tomado en serio las acusaciones contra sus compatriotas de Al Bakr. Este llegó a Alemania en 2015 como refugiado y fue detenido el lunes, dos días después de un intento de la policía de apresarlo en Chemnitz. Los efectivos habían encontrado en su vivienda 1,5 kilos del explosivo altamente peligroso TATP. El hombre que le alquilaba la vivienda fue detenido por presunta complicidad.

JOV/LGC (n-tv/Spiegel/dpa/EFE/Reuters)

DW recomienda

ADVERTISEMENT