Alemania: paraíso para el senderista | Ciudades y Rutas | DW | 09.03.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciudades y Rutas

Alemania: paraíso para el senderista

Con más de 200.000 kilómetros de rutas y una enorme variedad paisajística, Alemania es el paraíso del senderista. Las etapas idílicas se entremezclan con verdaderos desafíos a la condición física.

default

Subiendo el Rothaarsteig, en la región del Sauerland.

Es senderista camina en busca del sosiego y el contacto con la naturaleza. Su intención es fortalecer el cuerpo y aumentar el bienestar, con uno mismo y con el entorno. Para todo ello, las rutas que surcan Alemania se prestan a la perfección.

Entre riscos y arroyuelos

Feldberg im Taunus

Los acantilados de Taunus.

En el triángulo que forma Alemania con los países vecinos Francia y Luxemburgo, a lo largo del parque nacional Saar-Hunsrück, en el Estado federado del Sarre, se encuentra el llamado “Losheimer Felsenweg”, una ruta que discurre entre los riscos de Losheim. Esta senda de libro ofrece unas vistas magníficas a los espectaculares acantilados, a los románticos arroyuelos y a las impresionantes cataratas. En total, 14 kilómetros de recorrido que hacen las delicias del senderista.

Por el camino llaman la atención del andante las salientes terrazas en las laderas de las montañas, dos arroyos hacen acto de presencia, además de una vieja fortaleza romana y las tradicionales plantaciones frutícolas de la región. También se encuentra el senderista con algunos restaurantes en los que saciar la sed o llenar el estómago.

La senda parte del pintoresco Hölzbachtal, el valle del riachuelo Hölzbach, en subida continuada hasta volver a bajar en dirección al siguiente valle, el que acompaña al río Lannenbach. Antes de regresar al punto de partida, el senderista ha de recorrer un tramo del camino, el Waldhölbach, descalzo. La ruta entre los riscos es de dificultad media y requiere una condición relativa y seguridad en la pisada.

Esta senda puede recorrerse entre marzo y noviembre y es necesario portar calzado adecuado.

Tras las huellas de comerciantes y soldados

Wanderer auf einer Wiese

Un descanso para el senderista.

En otros tiempos fue una importante ruta comercial y militar. Hoy, la senda Eggeweg, que se extiende desde el Bosque Teutónico hasta la región del Sauerland, en el Estado federado de Renania del Norte-Westfalia, sirve para el disfrute de la naturaleza de los caminantes. El Eggeweg es un pedazo de la ruta europea, senderismo de larga distancia, llamada E1, que tiene su inicio en el Mar del Norte y su fin en el Mediterráneo.

En la época pre y protohistórica, por el Eggweg y su prolongación norteña, el Hermannsweg, circulaban los carros de los campesinos; en la era romana los soldados del Imperio. Ahora, la tranquilidad reina en el lugar, rodeado de bosques casi sin habitar. Según la condición física de los senderistas, el Eggweg se recorre en unas tres o cuatro etapas de un día cada una.

Por la nieve y a través de las montañas

Rothaarsteig

Vistas a lo largo del Rothaarsteig.

Entre los cauces de los ríos Rin y Weser, desde el Sauerland hasta las tierras altas de las montañas del Westerwald, se encuentra la subida Rothaarsteig. La ruta se topa con diversos ríos y a lo largo del recorrido se encuentran paneles explicativos que informan al senderista sobre las características de la naturaleza que está observando. Uno de los puntos más apreciados de este camino es el puente colgante sobre el valle cercano al término municipal de Kühhude.

La senda, a lo largo de la cual gran número de restaurantes se ofrecen a saciar el hambre de los caminantes, no es corta: más de 154 kilómetros a alturas que alcanzan los 3.139 metros son los parámetros del Rothaarsteig. La ruta lleva hasta la cresta de las montañas del Rothaargebirge y une, a través de colinas y la región del Siegerland, a la ciudad de Brilon, en el Sauerland, con la de Dillenburg, situada a los pies del Westerwald, en el vecino Estado de Hesse.

Importante a la hora de aventurarse por este camino es saber que el senderismo sobre nieve es duro y que los días son cortos: dos cosas a tener en cuenta a la hora de planear las etapas.

DW recomienda