Alemania padece la fiebre de la Eurocopa | Deportes | DW | 29.06.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Alemania padece la fiebre de la Eurocopa

A pocas horas de que comience la gran final de la Eurocopa 2008 entre Alemania y España, las calles germanas están vacías. Los que no se han dado cita frente a las pantallas públicas, buscan un lugar en cafés y bares.

default

No cabe ni uno más...

En millones de ventanas ondea la bandera alemana. Desde los lugares de pantalla pública llegan cánticos furiosos pidiendo todos lo mismo: la victoria de Alemania. Mientras las calles se van vaciando.

En Berlín los servicios de seguridad tuvieron que cerrar los accesos a la Puerta de Brandenburgo en donde se encuentra una de los espacios con pantalla gigante más grandes de Alemania. “No cabe ni una persona más” la corta explicación de los organizadores.

La final entre España y Alemania ha despertado la fiebre futbolera en toda la nación. En Berlín, se dotó a la capital con cuatro pantallas gigantes repartidas entre la Puerta de Brandeburgo y la Columna de la Victoria.

Deutschland Fußball EM 2008 Fanmeile in Berlin Flaggen

Se esperaba la asistencia de entre medio millón y un millón de personas, una marca que ya hacia media tarde fue superada. Se trata del mismo espacio donde durante el Mundial de 2006 de Alemania se concentraron ya un millón de aficionados en cada uno de los partidos de la selección germana.

La inmensa mayoría de los asistentes este domingo son hinchas alemanes, que ondean enormes banderas o se adornan con diversos símbolos de su selección, desde pelucas a todo tipo de disfraces.

Los valientes a por ellos

Pero también la afición española está presente. De vez en cuando surge entre la multitud alguna que otra bandera española que portan grupos aislados de seguidores del conjunto de Luis Aragonés. Pero sus gritos de "a por ellos", casi no se escuchan.

Una "marejadilla" roja en el océano alemán logró apostarse en primera línea de batalla ante la Puerta de Brandeburgo.

Fan Spanien

Los valientes están decididos a quedarse hasta el final, “aunque venga un millón”, dicen. De toda Alemania y también de España se han dado cita en el centro del huracán para darle apoyo moral a su partido y apoyar a los 6.600 españoles que residen oficialmente en la capital.

Mientras que en las calles alemanas es difícil dar con los colores españoles en la marea de banderas alemanas, los restaurantes españoles parecen verdaderos bastiones de auténticos hinchas españoles.

La emoción, casi conmoción, impera en Alemania ya sea enfundada en bandera alemana o española.La Eurocopa desató fiesta también en Bonn, Stuttgart, München, Frankfurt, Hamburgo e incluso en la isla de Mallorca.

EM 2008 Berlin deutsche Fans

En un día a pleno sol en buena parte de Alemania miles de personas empezaron a congregarse horas antes de empezar el partido en torno a las "millas de aficionados", a fin de asegurarse un lugar.

En Hamburgo la gente saturó el espacio público delante de las pantallas gigantes instaladas frente al estadio de fútbol del Sankt Pauli.

En Stuttgart 40.000 personas esperaban no sólo el inicio del partido sino también la tormenta con intensos chaparrones y fuertes ráfagas de viento que pronosticó el servicio metereológico.

En Viena brilla el sol

Tras cuatro semanas de lluvias y mal tiempo, la final de la Eurocopa se iniciará en el atardecer de un día de glorioso sol.

Die Fanzone vor dem Rathaus in Wien

Fan Zone en Viena.

En Viena los primeros grupos de aficionados se instalaron en la "fan zone" ya 12 horas antes de la final. La zona de aficionados puede albergar hasta 75.000 personas, y la capacidad se saturó muchas horas antes de comenzar el partido.

Cerca 40.000 aficionados alemanes y 15.000 españoles, además de otros 20.000 austríacos acudieron a la cita.

Muchas más personalidades no quisieron perderse el encuentro con el que el torneo europeo llega a su fin. Estrellas del cine, ases del deporte y personalidades de la política se dieron cita en el Palco de Honor del estadio Ernst-Happel para asistir al encuentro entre España y Alemania.

Fußball Euro 2008 Finale Deutschland Spanien Merkel und Juan Carlos

"No olvides es sólo un partido de fútbol".

Entre otras autoridades políticas, destacó la presencia en el Palco de Honor del coliseo vienés del presidente de Alemania, Horst Köhler, y la canciller federal alemana, Angela Merkel. Junto a sus majestades los Reyes y al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ocuparon también la tribuna de autoridades el tenor español Plácido Domingo, el actor Harrison Ford y el ex secretario de defensa de EEUU Henry Kissinger, así como el emir de Qatar, Sheikh Hamad bin Khalifa Al Thani.

También las leyendas alemanas del balompié, Franz Beckenbauer y Jürgen Klinsmann, ocuparon plaza en el palco para no perderse el partido que puede dar a los germanos su cuarto triunfo en la Eurocopa de Naciones.

DW recomienda

Publicidad