Alemania no necesita tantos universitarios | Secciones | DW | 04.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Secciones

Alemania no necesita tantos universitarios

Mientras que las universidades germanas están repletas, su apuesta laboral de reconocimiento internacional, el sistema dual, ya no atrae tanto a los jóvenes del país. ¿Una tendencia laboral negativa para Alemania?

Alemania es conocida en el mundo entero por la marca “Made in Germany”, sinónimo de calidad y profesionalidad. Así se ve también al personal laboral: competente y cualificado en cualquier nivel de la empresa.

El país se enfrenta, desde hace unos años, a una tendencia que puede afectar a la economía del país: tiene demasiados estudiantes universitarios y cada vez menos jóvenes que aprenden oficios. Una situación preocupante, ya que uno de los potenciales de la economía alemana es la excelente formación de los trabajadores no universitarios. Alrededor de 100.000 ofertas de formación profesional de empresas están todavía vacantes en 2013.

Symbolbild ERASMUS Studium Auslandssemester

Los jóvenes alemanes prefieren la universidad.

Los empresarios intentan atraer a los jóvenes con teléfonos inteligentes, subvenciones económicas, billetes de transportes gratuitos, pero nada parece surtir efecto. Hace exactamente diez años, se pudo observar el fenómeno opuesto: 393.000 puestos de formaciones laborales para 542.000 jóvenes.

¿Qué ha cambiado? Cada vez hay más jóvenes que desean estudiar en la universidad porque predomina la idea de que solo quien tenga un título universitario, puede tener éxito laboral en la vida. Otra de las razones es que hay menos desempleados entre los que han finalizado una carrera universitaria, y además la brecha de los sueldos sigue aumentando entre los académicos y los no formados universitariamente.

Wasserinstallateur

¿Será cada vez más difícil en Alemania encontrar a personas que hayan aprendido un oficio?

La realidad en cambio es otra. ¿Quién no se sorprende por el precio de un fontanero o un carpintero? Por ejemplo, en Alemania un fontanero o un pintor cobra por hora más que un maestro de escuela. En muchos países del sur, muchos jóvenes no tienen formación laboral, sino que el oficio se ha inculcado de padre o familiar a un hijo o la experiencia se gana trabajando y “echando horas”. El inconveniente es que en época de crisis, como en España ahora, estos jóvenes sin oficio reconocido tienen un futuro laboral bastante incierto. El sistema dual es, en estos casos, ideal.

La industria alemana necesita personal cualificado no universitario, pero los posibles candidatos desean más seguridad económica. ¿Cómo es la formación de los jóvenes que aprenden un oficio en su país? ¿Cuánto cobra un obrero en su país? ¿Cómo hay que incentivar a los jóvenes para que aprendan oficios?

Su opinión nos interesa. Comparta con nosotros sus comentarios y propuestas en https://www.facebook.com/dw.espanol o envíenos su opinión a feedback.spanish@dw.de.

DW recomienda