Alemania, ″muy preocupada″ por la crisis de Crimea | El Mundo | DW | 27.11.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Alemania, "muy preocupada" por la crisis de Crimea

Diferentes voces del Gobierno alemán han pedido a Ucrania y Rusia reducir la tensión después del incidente naval cerca de la península de Crimea, en el cual Rusia se ha apoderado de tres barcos ucranianos.

El Gobierno alemán ha expresado su preocupación por la escalada militar en el mar de Azov, luego de que Rusia se apoderó de tres barcos de la Marina ucraniana frente a las costas de la península de Crimea. "Los acontecimientos en #Ucrania son preocupantes", dijo el lunes (26.11.2018) por la mañana el ministro de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, durante una visita a España. "Un bloqueo ruso del paso al mar de Azov es inaceptable. Es importante que este se levante. Llamamos a ambas partes para que reduzcan la escalada de tensiones", agregó.

"Hemos observado los eventos en Ucrania y Rusia con gran preocupación", dijo, por su parte, el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, en una conferencia de prensa. "Estamos en contacto con ambos lados". Asimismo, Seibert afirmó que, según lo que se sabía sobre el incidente hasta el momento, no parecía haber "ninguna justificación" para el uso de la fuerza militar por parte de Rusia.

El portavoz reafirmó también el apoyo de Alemania a la "soberanía e integridad territorial de Ucrania", y pidió a Rusia que devuelva los barcos incautados y libere a los soldados que estaban a bordo. "El acceso gratuito al mar de Azov debe estar garantizado", apuntó.

Reuniones especiales y reuniones rutinarias

Los enviados de Ucrania asistieron a una reunión especial de la comisión de la OTAN sobre Ucrania en Bruselas el lunes por la tarde, convocada a petición del presidente ucraniano, Petro Poroshenko. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, también reiteró el compromiso de la alianza con la "integridad territorial y la soberanía" de Ucrania. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, por su lado, celebró una reunión de emergencia en Nueva York.

Mientras tanto, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, llamó a Occidente a "calmar a los que están tratando de desencadenar una histeria militar para obtener ganancias políticas en relación con las elecciones previstas", en referencia a las elecciones que se celebrarán en Ucrania en marzo. "No hay duda de que se hizo con la bendición o, quizás, incluso por orden directa desde las esferas más altas", dijo Lavrov, según la agencia de noticias AP.

Casualmente, una reunión regular de funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania se llevó a cabo en Berlín el lunes. El llamado Cuarteto de Normandía, compuesto por esos cuatro países, se ha reunido regularmente desde 2014 para discutir el conflicto en el este de Ucrania. "Por supuesto, esta reunión también se usará para superar la situación actual", había pronunciado un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania.

Bloqueo levantado

Moscú aseguró haber levantado el bloqueo en el estrecho que va del mar Negro al mar de Azov, y la agencia de inteligencia nacional de Rusia, FSB, dijo que la medida se había tomado como reacción a una infracción de la frontera. El Gobierno alemán, por su parte, dijo que aún no había determinado si esto era cierto o no.

Ver el video 01:32

Tensión en Crimea

Michael Roth, ministro de Estado para Europa del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania, también comentó la crisis durante una entrevista con la radio pública alemana el lunes por la mañana. "Lo último que necesitamos es una escalada de tensiones entre Rusia y Ucrania", dijo. "Lo que está claro es que Rusia, en virtud del derecho internacional, debe garantizar el acceso sin obstáculos a los puertos ucranianos en el mar de Azov. Rusia se comprometió a hacerlo. Tenemos que ver qué sucedió exactamente, pero ambas partes deben bajarle a la tensión ahora para no seguir ahondando en el problema, lo que podría llevar a consecuencias muy graves", agregó.

Por su parte, Omid Nouripour, del Partido Verde alemán, pidió a la UE que "condene inmediatamente la agresión rusa". En un comunicado enviado a DW, el portavoz de política exterior aseguró que "las peticiones a reducir las tensiones son correctas, pero no deben ocultar el hecho de que la Federación Rusa está limitando militarmente la libertad de navegación en aguas internacionales".

"No hay responsabilidad igual entre Ucrania y Rusia, porque no hay una equitativa relación de poder", afirmó.

Lucha por influencia            

Alexander Neu, del partido de izquierda socialista, tuvo una opinión muy diferente. "La Unión Europea y la OTAN ayudaron masivamente a alimentar el conflicto de Ucrania en 2014", dijo a DW. "Quieren unir a Ucrania con Occidente y el resultado es el tercer acto del conflicto, después de Crimea y el este de Ucrania". Neu dijo que los esfuerzos de diálogo en el Cuarteto de Normandía eran importantes, pero agregó: "No puedo imaginar que Ucrania siga este curso en el mar de Azov sin el acuerdo o la bendición de Washington y Bruselas".

"El hecho es que Ucrania está completamente devastada económicamente y depende del dinero de Occidente", agregó Neu. "La política de Kiev se está haciendo en las embajadas occidentales de Kiev". También dijo que Rusia había cumplido su parte de los protocolos de Minsk, y que el Parlamento ucraniano no había votado en una ley que prometía elecciones locales en Donetsk y Luhansk.

Roderich Kiesewetter, del partido gobernante Unión Demócrata Cristiana (CDU), culpó directamente a Rusia. "La crisis en el mar de Azov ha estado creciendo durante mucho tiempo y no ha recibido suficiente atención internacional", dijo a DW. "Rusia está usando eso y está lanzando dardos antes de las elecciones presidenciales de 2019 que harán que Poroshenko se vea débil", agregó.

Kiesewetter también afirmó que si los barcos no son devueltos, la UE debería imponer más sanciones a Rusia y considerar apoyar a los guardacostas ucranianos. "Quejarse de las violaciones de la ley y hacer declaraciones de solidaridad no será suficiente para que Rusia retroceda", concluyó.

(few/er) 

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

 

DW recomienda