Alemania: Merkel y el SPD acuerdan gobernar en coalición hasta 2017 | Alemania | DW | 27.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania: Merkel y el SPD acuerdan gobernar en coalición hasta 2017

La canciller conservadora Angela Merkel y la oposición socialdemócrata (SPD) acordaron formar un Gobierno de coalición en Alemania hasta 2017 tras una maratónica negociación que se extendió hasta la madrugada en Berlín.

El acuerdo de coalición debe ser aún aprobado por las bases del SPD, unos 475.000 afiliados que lo votarán hasta el 14 de diciembre.

Si lo aprueban, Merkel asumirá su tercer gobierno consecutivo antes de Navidad, casi tres meses de su arrasadora victoria en las elecciones generales del 22 de septiembre.

"Lo logramos", dijo al término de las negociaciones Markus Söder, alto dirigente de la Unión Cristiano Social (CSU), la rama bávara de la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de Merkel. "El acuerdo lleva claramente la firma de las uniones", señaló el secretario general de la CSU, Alexander Dobrindt.

También en el SPD celebraron que las negociaciones llegasen a buen puerto. "Este acuerdo puede ser presentado así a la votación de los afiliados del partido", consideró la secretaria general del SPD, Andre Nahles.

Los negociadores se reunieron la noche del martes con varios puntos en conflicto abiertos, como un nuevo salario mínimo nacional, el cobro de peajes de autopistas a extranjeros o las condiciones para conceder la doble nacionalidad a hijos de extranjeros nacidos en Alemania.

Mejores jubilaciones, sueldo mínimo

Tras una extensa sesión que duró 17 horas, sin embargo, lograron superar las diferencias. Líderes del SPD, la CDU y la CSU precisarán el alcance del acuerdo de coalición en una conferencia de prensa en horas del mediodía en Berlín, poco después de haber rubricado el documento.

El acuerdo prevé mejoras sensibles del sistema jubilatorio y la introducción de peaje de autopista para extranjeros, que propugnaban los conservadores de Merkel.

También incluye la implantación a partir de 2015 de un salario mínimo interprofesional de 8,50 euros (11,5 dólares) por hora y la doble nacionalidad para hijos de extranjeros nacidos en Alemania, dos demandas de los socialdemócratas.

Conservadores y socialdemócratas convinieron un marco financiero de 23.000 millones de euros (31.000 millones de dólares) para gastos e inversiones adicionales, de los cuales 5.000 millones serán destinados a los rubros de educación escolar y universitaria, 3.000 millones a investigación y desarrollo y otros 5.000 millones de euros a la infraestructura de transporte.

Ni más deudas ni más impuestos

El acuerdo de coalición contempla, además, que a partir de 2015 no podrán ser contraídas nuevas deudas y descarta aumentos de impuestos como lo exigía la CDU de Merkel.

En cuanto a los ministerios, los partidos resolvieron que darán a conocer la distribución y la lista de titulares una vez que sea aprobado el acuerdo por las bases socialdemócratas a mediados de diciembre.

Pese a su aplastante victoria en las elecciones que la dejó al borde de la mayoría absoluta, Merkel necesitaba un socio para poder asumir un nuevo mandato. Su gobierno actual con los liberales del FDP trabaja en funciones hasta el nombramiento del nuevo Ejecutivo.

Tanto Merkel como el jefe del SPD, Sigmar Gabriel, tuvieron que vencer fuertes reparos contra un acuerdo en sus propias filas. Sobre todo en el SPD perdura el recuerdo de cómo castigaron sus votantes la alianza con Merkel en el primer gobierno de la canciller (2005-2009).

Por eso el acuerdo logrado hoy aún no es definitivo. El SPD lo someterá al voto de sus casi 475.000 afiliados del 6 al 12 de diciembre. El resultado se conocerá dos días después. Un voto negativo forzaría a Merkel a gobernar en minoría, a retomar las negociaciones con Los Verdes o a convocar nuevas elecciones.

PK/dpa. Reuters. efe

Publicidad