Alemania: medidas climáticas tras 30 años de letargo | Alemania | DW | 20.09.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Alemania: medidas climáticas tras 30 años de letargo

¿Son suficientes las medidas propuestas por Alemania para alcanzar los objetivos climáticos? ¿Es un paquete de largo alcance o más bien se queda corto? En cualquier caso, son medidas que tenían que haberse tomado antes.

En la localidad alemana de Jülich se encuentra el sol artificial más grande del mundo. Desde hace dos años, esta ciudad renana, próxima a la frontera con Holanda, se ha convertido en un paraíso para científicos y, sobre todo, para investigadores del clima. Recreando la luz solar puede conseguirse de manera carbono neutral el combustible ecológico del futuro: el hidrógeno. Este es considerado como una importante pieza del rompecabezas con el que Alemania quiere alcanzar sus objetivos climáticos, ya que es un combustible adecuado tanto para autos como para aviones. "Nuestra idea es que, gracias al hidrógeno, algún día el queroseno y la gasolina no sean necesarios”, explica Kai Wieghardt, del Instituto de Investigación Solar.

Jülich Institut für Solarforschung vom Deutschen Zentrum für Luft- und Raumfahrt

Kai Wieghart, del Instituto de Investigación Solar de Jülich.

Según la optimista previsión del científico solar, "la investigación habrá concluído en 10 años”. Pero, ahora que toda Alemania habla sobre la protección del clima, que tantos alemanes salen este viernes (20.09.2019) a las calles para protestar contra el cambio climático y que la coalición de gobierno presenta los pilares de su política climática, surge la pregunta de si se estará actuando con suficente rapidez. ¿No debería invertir la política más dinero en investigación sobre el clima para alcanzar los objetivos climáticos?

Anja Karliczek, ministra alemana de Educación e Investigación, considera que "solo por medio de las innovaciones técnicas ganaremos la batalla contra el cambio climático. Y cada euro destinado a la protección del clima es dinero bien invertido”. Karliczek sueña con un nuevo sello "Made in Germany”, pero no aplicado a los autos alemanes, sino a las innovaciones en materia climática. Pero la investigación en este campo es cara y los1.600 millones de euros aprobados hasta 2024 "no alcanzan ni de lejos para lograr la delantera a nivel internacional”. Por ese motivo, Karliczek pide casi el doble, ya que, solo con 1.400 millones de euros adicionales "puede impulsarse el desarrollo de tecnologías más ecológicas, como la obtención de hidrógeno o, sencillamente, aparatos electrónicos energéticamente más eficientes”.

30 años de inacción política

Gregor Hagedorn es científico en el Museo de Ciencias Naturales de Berlín y fundador de Scientists for Future. La asociación cuenta actualmente con 60 investigadores que son algo así como los guardaespaldas intelectuales del movimiento "Fridays for Future”.

Gregor Hagedorn | Wissenschaftler am Museum für Naturkunde Berlin

Gregor Hagedorn, científico y fundador de "Scientists for Future".

Dan respaldo científico a los jóvenes que se manifiestan por el clima. Según Hagedorn, la política ha ignorado a la ciencia durante 30 años. "Incluso aunque el Gobierno alemán presente medidas efectivas para la protección del clima, eso no alcanzará. Esa es la tragedia provocada por décadas de inacción”.

Pero ¿y los científicos? ¿no han permanecido pasivos demasiado tiempo? ¿la ciencia no tendría que haber exigido mucho antes que se llevara acabo una política climática continuada? Gregor Hagedorn se remite al informe provisional del año 1988, emitido por nueve diputados del Parlamento alemán y nueve expertos externos, con medidas urgentes para la "protección del hombre y el medioambiente”. "Ese informe ya contenía todo lo que hoy sabemos. Hoy día podría publicarse casi tal cual estaba entonces”, se enerva Hagedorn.

Después vino la caída del Muro y la unidad de Alemania y la política climática se convirtió en asunto secundario. En 1998, llegan Los Verdes por primera vez al poder en Alemania, formando parte de una coalición de gobierno con los socialdemócratas del SPD, liderada por Gerhard Schröder. Pero la política mundial fija otras prioridades, como la participación alemana en la guerra de Kosovo y la introducción del euro. Y así una y otra vez.

La política climática no ha sido prioridad en la agenda en los últimos 30 años. "Aunque aquí se han dado pasos aislados en la protección del clima, nunca se ha controlado si esos pasos han sido lo suficientemente grandes y efectivos”, critica el científico berlinés y considera que, si se tiene en cuenta el pasado de Alemania, el país es capaz de hacer un gran esfuerzo. "Cuando uno observa lo que hizo Alemania entre 1949 y 1955 durante la reconstrucción de la posguerra, cualquiera diría que algo es así completamente imposible.” ¿Puede darse un milagro climático alemán? Sea como sea, investigadores y científicos alemanes como Hagedorn se han jurado continuar ejerciendo presión sobre la política alemana en los próximos años.

(ms/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda