Alemania intenta digerir el “milagro” sueco de Berlín | Deportes | DW | 17.10.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Deportes

Alemania intenta digerir el “milagro” sueco de Berlín

Alemania busca hoy explicaciones al 4-4 del partido de clasificación mundialista contra Suecia, jugado en Berlín. El empate fue como una derrota para los alemanes, que regalaron en la media hora final una ventaja de 4-0.

"Jogi, ¡eso sí que fue una estupidez!", se indignaba en grandes caracteres en su portada el diario de masas "Bild", aludiendo seleccionador alemán, Joachim Löw. "Sencillamente vergonzoso", sentencia en su página web el influyente semanario "Der Spiegel", para el que hubo "demasiado poco ahínco y ningún jugador líder". El "Süddeutsche Zeitung", por su parte, veía señales "alarmantes" de que la crisis desatada por la eliminación en semifinales de la Eurocopa era más profunda que lo esperado.

Una lección

Mientras que jugadores como Bastian Schweinsteiger reaccionaron perplejos a la remontada de los suecos liderados por el letal Zlatan Ibrahimovic, Löw opinó que el partido del miércoles por la noche fue "una lección para todos los tiempos". "Tenemos que aprender que hay que cuando uno está en ventaja tiene que jugar el partido hasta el final. Cuando estamos concentrados somos capaces de jugar a un nivel increíblemente alto. Pero sólo entonces. Si nos dejamos estar pasan estas cosas", analizó.

"Es importante meter el dedo en la llaga. No podemos pasar hoja como si nada. Hay que analizar con crudeza", llamó al equipo el capitán, Philipp Lahm.

En la primera hora, el juego sonreía a los alemanes.

En la primera hora, el juego sonreía a los alemanes.

La defensa de Beckenbauer

Sin embargo, el legendario Franz Beckenbauer salió en defensa del once germano, que dominó a gusto con un fútbol atractivo los primeros 60 minutos del encuentro, en los que logró anotar 4 tantos. En el tiempo restante, fue el arco germano el que encajó igual número de goles. "Fue un acto de imprudencia que no se repetirá, de eso estoy seguro", dijo el “Kaiser” al canal televisivo Sky.

Beckenbauer llamó a no dramatizar. "Creo que los jugadores todavía no saben lo que han hecho. Nunca vi un partido tan curioso".

Suecia celebra

En Suecia, en tanto, la prensa celebraba el empate de su equipo, liderado por Zlatan Ibrahimovic, como una victoria. "¡Gracias, gracias, gracias, gracias!", escribió el diario "Expressen" en su tapa, bajo el título "el milagro de Berlín".

Zlatan Ibrahimovic, el as de los suecos.

Zlatan Ibrahimovic, el as de los suecos.

Ibrahimovic, la estrella del país escandinavo, marcó el primer gol de los suecos en el minuto 62 y cambió el guión del partido. "Nunca antes había vivido algo así", señaló el delantero de 30 años después del 4-4 en el Estadio Olímpico, donde estaban la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt. “El milagro de Berlín" fue también el titular de los diarios "Dagens Nyheter" y "Svenska Dagbladet" para resumir la hazaña sueca en la capital alemana.

Para los alemanes, el empate puso fin a una serie de 13 invictos en sendos partidos clasificatorios. Alemania sigue liderando el grupo C, con diez puntos, tres más que Suecia y cuatro más que Irlanda, y perdió una oportunidad importante de hacerse con una cómoda ventaja para la clasificación directa al Mundial de Brasil 2014.

Fuente: dpa

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda