Alemania gana el amistoso contra Sudáfrica, y descubre a Mesut Özil | Deportes | DW | 06.09.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Alemania gana el amistoso contra Sudáfrica, y descubre a Mesut Özil

Ganar confianza de cara a la recta final de la cualificación para el Mundial 2010: eso era lo que el combinado nacional alemán perseguía en el amistoso jugado ayer contra Sudáfrica. Y los germanos alcanzaron su objetivo.

default

Alemania gana a Sudáfica 2-0 en Leverkusen.

La selección nacional alemana se impuso 2-0 ante Sudáfrica. Esta vez, Alemania jugaba en casa; en 2010 será a la inversa- si es Joachim Löw logra meter a su equipo entre calificados para el Mundial de Fútbol 2010.

Deutschland gegen Südafrika in Leverkusen

Mario Gomez, autor del primer gol en el minuto 35.

Hasta el último minuto pudieron comprarse entradas en las taquillas del estadio BayArena de Leverkusen. Ni siquiera llegaron a las 30.000 las personas que vieron en directo como Mario Gómez metía en el minuto 35- pase de Michael Ballack- su gol número 11 con la camiseta nacional. Los alemanes no están del todo contentos con el papel que su selección hace sobre los terrenos de juego: aunque esa sensación puede haber cambiado algo desde ayer.

"Creo que ha sido un buen partido. Los dos equipos se han esforzado por jugar hacia delante, nosotros también", dijo Gómez una vez terminado el encuentro, "hemos jugado mucho mejor que en otras anteriores", sentenció el delantero del Bayer Múnich.

El hombre del encuentro

Joachim Löw, el seleccionador nacional alemán, aprovechó la oportunidad que le brindaba el amistoso contra Sudáfrica para hacer algunos experimentos. Un equipo con la cara lavada saltó al campo: el sistema completamente reestructurado y en el once inicial los jugadores del Werder Bremen Marko Marin y Mesut Özil, quien realizaba su primer partido como titular y acabó siendo el hombre del encuentro.

Deutschland gegen Südafrika in Leverkusen

Mesut Özil, autor del segundo gol en el minuto 77.

A sus 20 años, Özil demostró que tiene potencial para convertirse en una figura decisiva, tal vez incluso imprescindible, dentro del combinado germano. "Özil marca la diferencia", portó por título la crónica del enfrentamiento publicada por el magazín futbolístico kicker.de. Y para que el estreno fuera completo, Özil materializó en el minuto 77 de partido, tras recibir un pase en profundidad de Miroslav Klose, el segundo y último tanto de su equipo, que sentenció el marcador y dejó el resultado en el definitivo 2-0.

"Por lo general, yo diría que nuestros arranques hoy han sido buenos; hemos jugado bien; las combinaciones de balón han sido mucho mejores. Y Mesut Özil ha demostrado que puede introducir mucha creatividad en el juego: hace cosas sorprendentes y tiene buen ojo para detectar a los compañeros bien posicionados", declaró Löw al final del encuentro. "Quería como fuera hacer un buen partido y hoy me ha salido todo bien. Estoy contento con mi rendimiento. Creo que hemos jugado muy bien como equipo y nos merecemos la victoria. Ahora hay que concentrarse en Azerbaiyán", dijo por su parte la nueva estrella.

El miércoles contra Azerbaiyán

El próximo miércoles en Hannover, la cosa se pone seria para Alemania: el partido contra Azerbaiyán ya no es una prueba amistosa. Pese a que los germanos lideran su grupo calificatorio, de su principal rival, Rusia, les separa un solo punto: los de Löw tienen 19, frente a los 18 del combinado ruso. El tercer equipo es Finlandia, cuyas posibilidades de estar en Sudáfrica son, con 13 puntos recaudados hasta el momento, pocas.

Autor: Calle Kops/ Luna Bolívar

Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda

Publicidad