Alemania estudiaría retomar contraespionaje contra EE.UU. | Europa | DW | 16.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Alemania estudiaría retomar contraespionaje contra EE.UU.

Alemania estudia retomar sus operaciones de contraespionaje contra Estados Unidos y otros países occidentales después de décadas de actividad muy reducida en este ámbito, señala este domingo (16.02.2014) el semanario alemán Der Spiegel. La decisión se produciría después de que el año pasado se conocieran detalles del espionaje masivo en suelo alemán por parte de países considerados aliados como Estados Unidos y Reino Unido, incluido el teléfono móvil de la canciller Angela Merkel, y de la renuencia de Washington a firmar un pacto de no espionaje como desea Berlín.

Según la revista, el servicio alemán de inteligencia interior ya avanzó en la elaboración de un plan para aumentar de forma considerable su personal para actividades de contraespionaje y recabar más información sobre las embajadas y consulados de países como Estados Unidos y Gran Bretaña.

Trato igual para todos

La noticia de que uno de los móviles de la canciller estaba siendo escuchado por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos despertó las sospechas de que la embajada de este país en Berlín tendría equipos de radio colocados en el techo. Tanto el despacho de la canciller como el Parlamento alemán se encuentran en un radio de un kilómetro de la embajada norteamericana.

De acuerdo con la publicación, la decisión aún no está tomada y deberá contar con el visto bueno de Merkel y los ministerios de Interior y Exterior. Según Der Spiegel, tanto los democristianos de Merkel como los socialdemócratas favorecen las operaciones destinadas a obtener más datos sobre las operaciones de inteligencia de los aliados que trabajan de forma encubierta con acreditación diplomática y la tecnología con la que están equipadas las embajadas.

Alemania hasta ahora recababa información sobre países como China, Rusia y Corea del Norte, que cuentan con grandes embajadas en Berlín, pero prácticamente no prestaba atención a sus aliados. “Tenemos que dejar de hacer diferencias y tratar a todos del mismo Modo”, cita Spiegel a Clemens Binninger, diputado democristiano que encabeza la comisión de inteligencia del Parlamento germano. (dpa)

Publicidad