Alemania – Estados Unidos: incomodidad mutua | Los campeones mundiales | DW | 25.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Los campeones mundiales

Alemania – Estados Unidos: incomodidad mutua

Estados Unidos y Alemania se enfrentarán en el tercer partido del Grupo G del Mundial de Brasil necesitando un resultado para pasar a la siguiente ronda del evento y enfrentando una situación que ambos querían evitar.

Los empates a dos goles entre Portugal y Estados Unidos, y Ghana y Alemania en la segunda fecha del Mundial le ha permitido a todos los integrantes del grupo conservar viva la esperanza de poder acceder a los octavos de final de Brasil 2014.

Joachim Löw y la selección alemana se encuentran ahora en un escenario en el que no querían verse: haciendo cuentas, tirando números, espantando especulaciones y tratando de calmar los nervios. El objetivo era llegar al tercer partido del Mundial libres de apremios y la realidad es que a esa instancia del evento se arriba con la imperiosidad de obtener mínimo un empate ante Estados Unidos, equipo que tiene exactamente la misma necesidad.

Todo o nada

Alemania, en contra de los pronósticos, estaría jugando el jueves un partido de “todo o nada” ante Estados Unidos. Las opciones van desde ganar su grupo hasta el de ser eliminado. Para pasar a octavos de final como primero los alemanes deben ganar o empatar su último partido. Perder pondría en graves aprietos a los dirigidos por Löw.

En este caso Alemania solo alcanzaría a ser segundo, detrás de los norteamericanos, siempre y cuando el gol diferencia (+4) se mantenga a su favor, independientemente de qué equipo gane el duelo entre Ghana (-1), y Portugal (-4). Los alemanes, entonces, deben estar muy atentos de no recibir goles en contra, y que en el partido de sus rivales no termine uno de las selecciones goleando a la otra.

El seleccionador de Estados Unidos, Jürgen Klinsmann, anunció que no saldrá a especular con su equipo por un resultado: “nosotros no estamos hechos para empatar. Siempre peleamos por una victoria, ese es nuestro espíritu, eso es lo que buscamos en cada partido”, dijo.

Guerra fría

Klinsmann, quien no solo es alemán de nacimiento, sino que fue también entrenador de la selección de su país, predecesor del actual director técnico Joachim Löw, y su mayor mentor, dejo muy claro que en esta ocasión la amistad y los sentimientos patrióticos tendrán que ser archivados.

“Somos buenos amigos, pero no vamos a hablar por teléfono, este no es el tiempo para llamadas amigables, este es el momento de trabajar y no de enterarse de qué pasa por la cabeza de los demás. Iremos a Recife con la confianza de poder vencer a Alemania y entregar un muy buen partido”, explicó Klinsmann su posición frente a la particular situación.

Joachim Löw, por su parte, ya había comentado al terminar el partido contra Ghana que para él el escenario no era cómodo, pero tampoco grave, pues “Alemania tiene todo en sus manos y sabemos que las oportunidades no son pocas”. El seleccionador alemán también había reveló que con Klinsmann “durante el Mundial no hay contacto y eso es normal teniendo en cuenta que somos rivales”.

En medio de la tensión, tanto para Estados Unidos como para Alemania es reconfortante escuchar la valoración que hizo la superestrella Cristiano Ronaldo de lo que está pasando, y del papel que juegan allí su selección, Portugal, y la de Ghana: “matemáticamente todo es posible, pero la realidad es que clasificar es casi imposible” sentenció.

DW recomienda

Publicidad