Alemania: el boom inmobiliario | Sociedad | DW | 17.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Alemania: el boom inmobiliario

A diferencia de España o Irlanda donde el sector de construcción y vivienda atraviesa una severa crisis, en Alemania se invierte cada vez más en bienes inmobiliarios, porque son considerados inversiones seguras.

default

A diferencia de países como España donde la crisis financiera ha causado que un alto porcentaje de las cuotas hipotecarias sean a interés variable, en Alemania se compran viviendas a interés fijo y además con un buen porcentaje de capital propio.

Parece que el nuevo auge del ahorro para comprar una vivienda, antes ridiculizado en Alemania por ser "anticuado", se debe en gran parte a la actual crisis de deuda soberana y a las turbulencias en los mercados financieros. Según Andreas Zehnder, presidente de la Asociación Alemana de Cajas de Ahorro para la Construcción (VdPB), los beneficios generados en este negocio aumentaron el año pasado. Zehnder espera que las cajas  en Alemania registren también ganancias en 2012. Según el experto, el número de licencias de construcción aumentó un 20 por ciento el año pasado. Esto es una prueba clara de que las personas consideran su propiedad como una inversión segura: "Sobre todo porque le atribuyen a su propio hogar un valor real y lo contemplan como una previsión para la jubilación."

A diferencia de países como España donde la crisis financiera ha causado que un alto porcentaje de las cuotas hipotecarias sean a interés variable, en Alemania se compran viviendas a interés fijo y además con un buen porcentaje de capital propio. Esto contribuye por una parte a que las viviendas no se conviertan en objetos especulativos y por otra a mantener la demanda estable.

Cuentas de ahorro para viviendas alcanzan un valor récord

De acuerdo con Zehnder, las cajas privadas alemanas para la construcción recaudaron el año pasado unos 18 millones de euros, una cifra récord. Para el presidente de la asociación, este hecho demuestra que el ahorro para la vivienda representa seguridad y solidez: "Esto se proyecta también en que el volumen de ahorros para la construcción creció un 10 por ciento en 2011, alcanzando los 100.000 millones de euros".

Pero la gran demanda de bienes inmobiliarios también ha generado un alza en los precios y alquileres en Alemania. Esto ha contribuido a que el sur del país se haya convertido en la zona residencial más cara del país. Los habitantes de Múnich, por ejemplo, pagan en promedio 13 euros por metro cuadrado de alquiler sin incluir los gastos de calefacción, según el experto en asuntos inmobiliarios de la empresa de servicios financieros Ernst & Young Real Estate, Christian Schulz-Wulkow.

 En Fráncfort del Meno se tienen que pagar casi 12 euros. Las viviendas más baratas se encuentran en el este de Alemania. En la cuidad de Magdeburgo, a orillas del río Elba, así como en la ciudad Leipzig, conocida por sus ferias, cuesta el alquiler por metro cuadrado alrededor de 5 euros excluyendo los gastos de calefacción.

El mercado alemán hace frente a las turbulencias

Pero, según los resultados de una encuesta llevada a cabo por Ernst & Young Real Estate, Alemania parece hacer frente a las turbulencias económicas que están afectando al resto de Europa. Los participantes de la encuesta, entre los que se encuentran fondos inmobiliarios, bancos y sociedades de inversión, concluyen que Alemania sigue siendo apreciada como país de inversiones por su estabilidad económica, dijo el coautor del estudio Schulz-Wulkow. Según el 99 por ciento de los participantes, los bienes inmobiliarios alemanes son ahora más atractivos que antes de la crisis del euro.

La posición número uno en Europa

La encuesta fue la primera realizada por Ernst & Young Real Estate en la cual fueron entrevistados inversionistas de otros once países europeos. En total participaron 540 empresas en el estudio, el cual concluyó que, además de los de Alemania, los mercados inmobiliarios de Suecia y Suiza son apreciados por su estabilidad económica. Pero Alemania también se ha vuelto un mercado atractivo para inversionistas fuera de Europa: "Sobre todo la estabilidad del mercado alemán y sus oportunidades económicas son resaltadas", añadió Schulz-Wulkow.

Expectativas moderadas para 2012

El interés en los bienes inmobiliarios aumenta con las preocupaciones de inflación. Pero los resultados de la encuesta también muestran que los mercados tradicionales en países como Francia los Países Bajos y Gran Bretaña han perdido un poco de su atractivo.

Las expectativas de los inversionistas para 2012 son más bien moderadas. Solamente en Alemania, Francia y Luxemburgo existe una mayoría de los entrevistados que piensa que el volumen de las transacciones, es decir, del comercio con bienes inmobiliarios, supere al del año pasado. Ese volumen ascendió en 2011 a 28 mil millones de euros.

Autores: Monika Lohnmüller/Gabriel Domínguez
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda