Alemania e Israel, en las buenas y en las malas | El Mundo | DW | 04.10.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Alemania e Israel, en las buenas y en las malas

En Jerusalén, los Gobiernos de Alemania e Israel comenzaron sus consultas después de una larga pausa. Aunque uno de los objetivos comunes es resaltar las similitudes, sigue habiendo divergencias fundamentales entre ambos

Este jueves (4.10.2018), la canciller alemana, Angela Merkel, y su anfitrión, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, enfatizaron en Jerusalén los fuertes vínculos que existen entre ambos países, pero dejaron entrever las discrepancias entre sus Ejecutivos, sobre todo de cara al acuerdo nuclear firmado con Irán en 2015 por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (China, Francia, Rusia, Reino Unido, Estados Unidos), Alemania y la Unión Europea.

Merkel pasará dos días en Israel con miras a relanzar las consultas intergubernamentales, que tienen lugar mientras el bloque comunitario intenta salvar el convenio atómico en cuestión. Estados Unidos se retiró del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) en mayo y volvió a imponerle sanciones económicas a los persas para forzarlos a suscribir un pacto más severo. No obstante, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) afirma que Irán cumple cabalmente el acuerdo de 2015.

¿Qué buscan Alemania e Israel con estas consultas bilaterales?

El encuentro de los Ejecutivos tiene un alto valor simbólico. Los ministros exponen los intereses compartidos por ambos países. Merkel volvió a subrayar "la especial responsabilidad que Alemania tiene de cara a Israel”, aludiendo a los hitos históricos que unen a ambas naciones. Sin embargo, las discordias nunca faltan, y éstas suelen ser discutidas durante estas consultas a puerta cerrada. De hecho, las últimas consultas fueron suspendidas por temor a que culminaran de manera conflictiva.

Israel Angela Merkel Statement nach dem Treffen mit dem Präsidenten Reuven Rivlin in Jerusalem (Reuters/A. Cohen)

Angela Merkel pasará dos días en Israel.

¿Qué será distinto en esta ocasión?

Aunque los temas incómodos no serán ignorados, las posibilidades de cooperación económica estarán en primer plano. Alemania tiene en la mira a las empresas israelíes que producen tecnología de punta en el ámbito de la seguridad cibernética. La industria automotriz germana tiene interés en aplicar esos adelantos en el desarrollo de coches que se conducen de manera autónoma. La meta es que esos vehículos dispongan de un sistema informático capaz de repeler ciberataques.

¿Cuáles son las diferencias más grandes entre Alemania e Israel?

Aunque Alemania y sus socios europeos critican las actividades de Irán en Siria y Yemen, se aferran al pacto nuclear firmado con Teherán en 2015 por las posibilidades que ofrece de estabilizar la situación en el Medio Oriente. En cambio, el Gobierno de Netanyahu apoya la moción estadounidense de presionar a los persas con sanciones económicas para que su régimen teocrático suscriba un convenio de control atómico más estricto. Netanyahu enfatiza que Irán clama por la destrucción de Israel.

Israel Besuch Kanzlerin Merkel (Reuters/D. Hill)

Merkel subrayó “la especial responsabilidad que Alemania tiene de cara a Israel”.

¿Qué hay del conflicto palestino-israelí y la solución de los dos Estados?

Los argumentos de Alemania e Israel también chocan en esta cuestión. En julio, el Ejecutivo de Netanyahu aprobó una ley que define a Israel como Estado nacional del pueblo judío, reafirma el estatus de Jerusalén como su capital, despoja al árabe de su estatus de lengua cooficial y establece que "únicamente los judíos tienen derecho a ejercer la autodeterminación nacional en el Estado de Israel”. Alrededor de un 20 por ciento de los israelíes son árabes y cerca de un 75 por ciento, judíos.

Los palestinos y los drusos son, desde entonces, ciudadanos de segunda clase. Netanyahu ya no quiere ni oír hablar de una solución de dos Estados. Los alemanes, en cambio, siguen defendiéndola como la única salida para la añeja pugna entre palestinos e israelíes, y como requisito para la pacificación de la región.

¿Qué ha pasado con la política de asentamientos judíos en territorios ocupados?

En este ámbito no ha pasado nada que satisfaga las expectativas de los alemanes. El Gobierno israelí ha exacerbado el arrebato de tierras en Cisjordania. El actual punto álgido de esa política es la intención de desocupar del pueblo beduino de Khan al-Ahmar, ubicado al este de Jerusalén. Los israelíes buscan obtener el control de la zona alegando "razones de seguridad”. Alemania teme que esa medida incite el alzamiento de los palestinos y "haga tambalear los fundamentos de la solución de los dos Estados”.

Udo Bauer (ERC/CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda