Alemania: ¿donantes de órganos voluntarios o automáticos? | Salud | DW | 04.09.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

Alemania: ¿donantes de órganos voluntarios o automáticos?

El ministro de Salud alemán aspira a que quien no disponga lo contrario en vida se convierta automáticamente, al fallecer, en donante de órganos. ¿En qué consiste la exclusión voluntaria y qué opinan los críticos?

¿Cuál es el debate en Alemania?

Las cifras de donantes de órganos decrecen desde hace años en Alemania. Según datos de la Fundación Alemana para el Trasplante de Órganos (DSO) el país contó con apenas 797 donantes el pasado año, un mínimo récord. Y, aunque en el primer semestre de 2018 se registró un alza ligera, 10.000 personas siguen esperando por un trasplante, anotó el ministro de Salud, Jens Spahn, a fines de agosto.

Si dependiera de este político democristiano, cada alemán que no haya explicitado oficialmente lo contrario en vida debería convertirse automáticamente en potencial donante. Esta demanda de establecer un sistema de "exclusión voluntaria” o "consentimiento presunto” –con el que cuentan países latinoamericanos como Colombia, Chile, Uruguay, Venezuela y Argentina- ha desencadenado una discusión en Alemania.

Spahn quiere aumentar la cifra de donaciones de órganos con una nueva regulación, pero los críticos remiten a problemas éticos y se quejan de que una solución así restringiría los derechos individuales a la libertad y la autodeterminación.

Spahn rechazó la crítica. Más del 80 por ciento de los alemanes estaría abierto a la donación de órganos. Sin embargo, muchas menos personas tienen una tarjeta de donante de órganos, alegó el ministro. Y los hospitales a menudo carecen de tiempo y dinero para identificar a estos donantes.

¿Qué nuevas medidas planea el Ministerio de Salud?

El Ministerio de Salud ya ha trabajado en un proyecto de ley para aumentar el número de donaciones de órganos a través de una mejor retribución a los hospitales. Además, se planea fortalecer una figura instaurada hace pocos años, la del comisionado de trasplantes. Desde 2012, cada hospital en el que una donación de órganos es física y personalmente posible debe designar a uno de estos representantes.

Las clínicas más pequeñas, en las que también se retiran órganos, deberán ser respaldadas por médicos calificados. Sobre todo, los posibles donantes de órganos deberán ser mejor reconocidos y reportados. Para ello, el Ministerio de Salud introducirá un sistema nacional de reporte.

"Los hospitales están obligados a presentar datos anónimos al centro de coordinación, que posibilita el análisis de todas las muertes con daño cerebral primario y secundario", afirma el ministerio en su sitio web.

Las clínicas más pequeñas, en las que también se retiran órganos, deberán ser respaldadas por médicos calificados. Los posibles donantes de órganos, mejor reconocidos y reportados. (picture-alliance/dpa/S. Stache)

Las clínicas más pequeñas, en las que también se retiran órganos, deberán ser respaldadas por médicos calificados. Los posibles donantes de órganos, mejor reconocidos y reportados.

La Fundación Alemana para el Trasplante de Órganos actuará como oficina de coordinación y asesorará también la optimización de los procedimientos hospitalarios. Adicionalmente, se planea una mejor atención a los familiares.

¿Cuáles son las críticas?

Las principales críticas provienen de organizaciones de protección al paciente: "Si se impone la solución del donante automático, no podrá hablarse más de donación de órganos, porque las donaciones son siempre voluntarias", declaró Eugen Brysch, de la Fundación Alemana para la Protección del Paciente, al diario "Die Welt".

También la experta en sanidad del partido Los Verdes, Kirsten Kappert-Gonther, criticó la iniciativa de Spahn. Ella se refiere a problemas estructurales. No se trata de falta de apoyo en la población: "Los potenciales donantes de órganos raramente son identificados y reportados, y el sistema de exclusión voluntaria no cambiaría eso", dijo al rotativo "Die Welt”.

Igualmente, Christine Aschenberg-Dugnus, portavoz de política sanitaria del grupo parlamentario de los liberales (FDP), criticó la exclusión voluntaria: esta solución no tendría en cuenta el derecho de autodeterminación.

La idea es rechazada asimismo por la Iglesia Católica. La Conferencia Episcopal Alemana declaró que tiene considerables objeciones éticas al sistema de exclusión voluntaria o consentimiento presunto. Además, la aplicación de esta solución en otros países mostraría que este sistema, por sí solo, no conduce a más trasplantes de órganos, arguyen los obispos. La propuesta de Spahn también recibió críticas del Comité Central de Católicos Alemanes (ZdK).

¿Qué regulaciones legales existen en Europa?

La donación de órganos se organiza de forma diferente en los diferentes países de Europa. Las regulaciones legales determinan cuándo y bajo qué circunstancias se pueden retirar los órganos de una persona fallecida.

En Alemania, el sistema de consentimiento voluntario ha estado en vigor desde 2012. Esto significa que la extracción de un órgano solo es permisible si la persona ha dado su consentimiento. Cada persona asegurada recibe información de su aseguradora de salud a partir de los 16 años de edad, para enfrentarse al tema y tomar una decisión.

En la mayoría de las muertes, lo primero que ocurre no es la muerte cerebral sino un paro cardíaco, por lo que la donación de órganos solo es una opción para pocos fallecidos. (picture-alliance/dpa/T. Hase)

En la mayoría de las muertes, lo primero que ocurre no es la muerte cerebral sino un paro cardíaco, por lo que la donación de órganos solo es una opción para pocos fallecidos.

En la interpretación más estrecha del sistema de consentimiento voluntario, el fallecido debe haber consentido la extracción de órganos durante su vida. Si no existe un consentimiento por escrito, los familiares pueden decidir. Es esta interpretación más amplia de este sistema la que se aplica, por ejemplo, en Grecia, Gran Bretaña, Dinamarca y Suiza.

El sistema de exclusión voluntaria, por otra parte, se aplica en países como Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Austria, Portugal, España y Hungría: Si el fallecido no ha dejado registro, en vida, de su rechazo a la donación de órganos, sus órganos pueden ser retirados para un trasplante. A falta de una decisión de la persona fallecida, en países como Bélgica, Estonia, Finlandia, Lituania y Noruega, los familiares pueden oponerse a la donación.

A principios de año, los Países Bajos enmendaron su Ley de Donación de Órganos y declararon a cada persona adulta como donante de órganos. Con ellos, la donación de órganos bajo la regla de exclusión voluntaria es válida ahora en 16 países de Europa.

¿Cuáles son los requisitos para una donación de órganos?

Además del consentimiento del difunto o sus familiares, también se deben considerar los aspectos médicos. Solo las personas en las que se ha confirmado una muerte cerebral pueden donar órganos. O sea, sólo cuando la función general del cerebro, cerebelo y tronco cerebral ha fallado irrevocablemente y esto ha sido confirmado por dos médicos, un fallecido puede convertirse en donante.

Para ello, se mantiene artificialmente activo el sistema cardiovascular, de modo que los órganos y tejidos continúen recibiendo suministro de sangre. En la mayoría de las muertes, sin embargo, lo primero que ocurre es un paro cardíaco, por lo que la donación de órganos solo es una opción para unos pocos fallecidos. A diferencia de la donación de órganos, una donación de tejido puede realizarse hasta tres días después de la denominada muerte clínica, determinada por un paro cardíaco.

Autor: Nermin Ismail (rmls/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Ver el video 04:41
Now live
04:41 minutos

Trasplante de corazón: última solución

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad