Alemania: desinformación y noticias falsas asedian la campaña electoral | Alemania Hoy | DW | 07.09.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania Hoy

Alemania: desinformación y noticias falsas asedian la campaña electoral

En las redes sociales circulan afirmaciones falsas atribuidas a los candidatos. Según un informe, hay un candidato en particular que es objeto de noticias falsas. ¿Qué responsabilidad tienen los medios de comunicación?

Annalena Baerbock, candidata de Los Verdes a la cancillería.

Annalena Baerbock, candidata de Los Verdes a la cancillería.

Sobre Annalena Baerbock, del partido Los Verdes y candidata a la cancillería, se propagan más noticias falsas que sobre los otros dos candidatos, según un nuevo informe de la organización de libertades civiles Avaaz.

Cuando los investigadores de dicha ONG analizaron docenas de hechos, encontraron que, en más del 70 por ciento de los casos, se difundió más desinformación sobre la única candidata mujer que sobre el conservador, Armin Laschet, o sobre Olaf Scholz, el candidato de los socialdemócratas.

"Llegó bastante tarde a la carrera por la cancillería, pero, de inmediato vimos un aumento en la desinformación sobre ella", dijo el director de campaña de Avaaz, Christoph Schott. "Podría ser porque es mujer, podría ser porque tiene algunas ideas y mensajes fuertes, lo que hace que sea más fácil atacarla, pero es realmente difícil encontrar evidencias sobre ello", aseguró.

Este tipo de noticias falsas llega a amplios sectores de la población: más de la mitad de todos los votantes en Alemania se ha topado con al menos una noticia sobre Baerbock, según una encuesta publicada junto con el informe. "La desinformación ha llegado a las masas en Alemania", añadió Schott.

El 26 de septiembre, Alemania elegirá un nuevo Parlamento y decidirá quién sucederá a la actual canciller, Angela Merkel. Los expertos han advertido que la desinformación, que se difunde deliberadamente para generar dudas sobre los candidatos, podría influir en la opinión pública antes de votar. Los hallazgos de Avaaz sugieren que la amenaza es real. "Está sucediendo ya", afirmó Schott.

Olaf Scholz (izqda.) y Armin Laschet, candidatos a la cancillería alemana.

Olaf Scholz (izqda.) y Armin Laschet, candidatos a la cancillería alemana.

Desinformación y sobrecarga informativa

Durante décadas, diferentes actores, desde empresas de relaciones públicas hasta países enteros, han usado la desinformación como estrategia para influir en las elecciones.

Pero en los últimos años, el auge de Internet, las redes sociales y las aplicaciones de mensajería encriptada han sobrealimentado este fenómeno, permitiendo ahora que, aquellos con conocimientos básicos de edición de imágenes y con una cuenta en las redes sociales, generen desinformación en línea. Es más, los expertos coinciden en que incluso después de desenmascarar públicamente las noticias falsas, a menudo la duda persiste.

Este es un hecho que Los Verdes de Baerbock han experimentado de primera mano: poco después de anunciar su candidatura en primavera, aparecieron publicaciones en línea, en las que se afirmaba, de manera incierta, que Baerbock quería prohibir que los niños tuvieran mascotas en casa.

El partido se apresuró a denunciarlas como falsas, pero meses después, se ha seguido preguntando a los miembros del partido sobre esas afirmaciones durante la campaña electoral, dijo el secretario general de Los Verdes, Michael Kellner, en el documental de DW: "Cómo hackear unas elecciones”. Kellner supervisa la campaña del partido.

Papel de los medios de comunicación

Aunque la desinformación tiende a originarse en las redes sociales o en las aplicaciones de mensajería encriptada, los medios tradicionales, a menudo, juegan involuntariamente un papel clave en su difusión, según Avaaz.

Casi un tercio de todos los encuestados dijo a los investigadores que habían aprendido ejemplos de desinformación solo después de haberlos visto en las televisiones, en los medios impresos o en los en línea de los medios de comunicación tradicionales.

Refiriéndose a los titulares ambiguos de los medios sobre el plan de  Baerbock con las mascotas, Christoph Schott de Avaaz dijo que los periodistas deberían cubrir la desinformación, "pero deberían hacerlo de manera responsable, ponerla en un contexto más amplio y explicar cómo funciona la desinformación".

Las empresas de redes sociales también deben intensificar sus esfuerzos para desenmascarar la desinformación en sus plataformas, agregó. "Deberían enviar correcciones a todas las personas que han visto la desinformación, porque saben exactamente quién la ha visto", dijo Schott.

(rmr/ms)

DW recomienda