Alemania descubre la telenovela | Cultura | DW | 02.09.2004
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Alemania descubre la telenovela

Más vale tarde que nunca. El género que causa furor desde hace décadas en América Latina hace su entrada en la televisión pública de Alemania con la primera telenovela germana: "Bianca- caminos hacia la felicidad".

default

"Bianca y Oliver" protagonizan una histora al estilo latinoamericano.

Por si alguien tuviese alguna duda acerca de cuál es el modelo, la segunda cadena de la televisión alemana, ZDF, no ha trepidado en anunciar su nuevo programa para media tarde con el nombre que le corresponde: Telenovela. Así, en castellano. A partir del otoño germano, el canal público presentará diariamente, a las 16 horas, un capítulo de "Bianca: caminos hacia la felicidad".

El clásico argumento

Con esta producción, en la que participa también Austria y Suiza, se pretende cautivar principalmente al público femenino, de más de 20 años. Para ello se recurre a los mismos ingredientes que desde hace años mantienen pegados a las pantallas del televisor a millones de latinoamericanos, desde México hasta Argentina y Chile: amor, dolor y un garantizado final feliz.

"Se trata de romanticismo, nostalgia y amor en un mundo donde, en el fondo, ya no hay espacio para los sentimientos", señala el jefe del equipo de autores, Rasi Levinas. El argumento sigue el esquema habitual, bastante simple. Todo gira en torno a una figura principal que, por lo general, es una mujer pobre, que lucha por progresar y de paso encuentra a su amado. En este caso son las venturas y desventuras de Bianca, una joven que oculta un oscuro secreto en su pasado. Cuando comienza una nueva vida, conoce a su gran amor, Oliver, hijo de un banquero. Pero estas cosas nunca son fáciles. Bianca, que entretanto trabaja para la acaudalada familia de Oliver, se ve envuelta en las tensiones e intrigas del caso, y se ve forzada a luchar por su felicidad.

Latinoamérica al gusto europeo

Según subrayan los encargados, un elemento clave del género es que el desenlace está predeterminado, no como en otras producciones por capítulos, conocidas como daily soaps, que se pueden extender ad infinitum, con final abierto. La duración de Bianca no dependerá de los niveles de sintonía. La historia terminará tras 200 episodios, sea cual fuere la cuota de espectadores. "Tomamos como ejemplo el formato procedente de América Latina", indica Levinas. Pero aclara que "lo adaptamos a las costumbres europeas", lo que implica presentar "historias contadas con más calma y, en total, menos coloridas y estridentes".

También el rodaje de "Bianca", que se inició ya en los estudios cinematográficos Babelsberg, en las cercanías de Berlín, supone una novedad para los alemanes. Hasta ahora se consideraba que lo máximo que se podía producir diariamente eran 22 minutos de programa. Pero también en eso los latinoamericanos han resultado un modelo a seguir. La incógnita pendiente es si el público alemán también estará dispuesto a seguir diariamente el relato. Entre los pocos antecedentes disponibles está el de la producción brasileña "La esclava Isaura", que se dio en la televisión germana a fines de 1986. Pero esa fue una versión recortada, de sólo 40 capítulos, para la exportación.