Alemania demandada por incumplimiento de conservación de datos | Alemania | DW | 31.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania demandada por incumplimiento de conservación de datos

La Unión Europea ha decidido entrar en acción en el litigio sobre la directiva de retención de datos y ha demandado a Alemania ante el Tribunal de Justicia Europeo.

An einen Server angeschlossene Datenkabel sind am Montag, 14. Dezember 2009, in Stuttgart, Baden-Wuerttemberg, zu sehen. Das Bundesverfassungsgericht in Karlsruhe wird am Dienstag, 15. Dezember 2009, ueber die umstrittene Vorratsdatenspeicherung muendlich verhandeln. (ddp images/AP Photo/Thomas Kienzle)-------Datacables connected to a server are seen in Stuttgart, Germany, Monday, Dec. 14, 2009. (ddp images/AP Photo/Thomas Kienzle).

Symbolbild Bundesverfassungsgericht Telekommunikation Datenspeicherung

La demanda representa el punto culminante de una disputa que ya lleva varios años. Ya en 2007, la coalición de socialdemócratas y cristianodemócratas aprobó la directiva de conservación de datos. Ésta exige que los Estados miembros de la Unión Europea (UE) obliguen a los proveedores de servicios de comunicación electrónica a conservar entre seis meses y dos años los datos de conexión de las comunicaciones telefónicas, de correos electrónicos y de navegación por Internet, así como los de localización espacial de los usuarios de teléfonos móviles con fines de investigación, detención y enjuiciamiento de delitos graves. El almacenamiento de contenidos de conversaciones telefónicas o correos electrónicos no forma parte de la directiva.

Crítica de Karlsruhe

La ley de 2007, sin embargo, no fue tan bien recibida por el Tribunal Alemán de Garantías Constitucionales. Los jueces de Karlsruhe la criticaron por el "alcance hasta ahora desconocido" que podía tener. Si bien el Tribunal Constitucional no rechazó la ley, sí dictaminó que debía tener una formulación más estricta en cuanto a los objetivos de la utilización de esa información. Desde entonces existe un desacuerdo entre los partidos de la coalición de Gobierno alemana. La Comisión Europea se muestra cada vez más impaciente ya que considera un “riesgo de seguridad” el hecho de que Alemania todavía no almacene esos datos.

Bruselas opina que Alemania tiene la obligación de llevar a cabo la directiva. Por ello, la UE inició un procedimiento por incumplimiento de los acuerdos europeos y Alemania tuvo que dar cuentas a finales de diciembre sobre el estado actual de la aplicación de la directiva.

La coalición de Gobierno no llega a un acuerdo

El ministro alemán del Interior Hans-Peter Friedrich y la ministra de Justicia Sabine Leutheusser-Schnarrenberge (Foto:Michael Sohn/AP/dapd)

El ministro alemán del Interior, Hans-Peter Friedrich, y la ministra de Justicia, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger.

Pero esto no le bastó a la Comisión, la cual exigió la presentación de un proyecto de ley en el transcurso de cuatro semanas, el que cumpliese con los requisitos de la directiva. Pero a pesar de que el plazo terminó este 27 de abril, el Gobierno alemán todavía no ha podido llegar a un acuerdo. Mientras que la ministra alemana de Justicia, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger, solo quiere conservar datos en caso de una sospecha concreta, el ministro del Interior, Hans-Peter Friedrich, insiste en una retención de todos los datos por varios meses. Para esto, Friedrich se basa en los lineamientos de la UE.

Alemania podría recibir una multa

En caso de que el Tribunal de Justicia Europeo reconozca una negligencia de parte de Alemania, éste deberá fallar en contra de la República Federal. Si Alemania entonces no cumple las condiciones establecidas por la corte, la Comisión Europea podría solicitar la imposición de una multa.

Ya hay docenas de procedimientos en trámite contra Alemania por no cumplir disposiciones europeas pero hasta ahora nunca se ha impuesto una multa. El secretario general del Partido Liberal, Patrick Döring, declaró recientemente que no espera ninguna consecuencia jurídica  por parte de la Comisión Europea en el futuro. El político afirma que no se puede imaginar que un procedimiento por incumplimiento de los acuerdos europeos se implemente contra Alemania.

Autores: Günther Birkenstock/Gabriel Domínguez (dpa, afp)

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda

Publicidad