Alemania debate sobre postergar el abandono de la energía nuclear | Alemania | DW | 27.07.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Alemania debate sobre postergar el abandono de la energía nuclear

¿Debería prolongarse el funcionamiento de las plantas nucleares en Alemania? Los partidos que forman la coalición de gobierno tienen opiniones divergentes al respecto.

La planta atómica Isar 2, en Baviera.

La planta atómica Isar 2, en Baviera, una de las tres que siguen operando en Alemania.

La guerra desatada por Rusia en Ucrania continúa, y está claro que Alemania se encamina hacia una crisis energética en el próximo invierno. No sorprende, en consecuencia, que también los integrantes de los partidos del gobierno de coalición (socialdemócratas, verdes y liberales) reflexionen sobre si seguir produciendo electricidad con las tres plantas atómicas que quedan operativas en el país.

Incluso la categórica negativa de Los Verdes se ha debilitado entretanto. Demasiado grande es el temor del partido ecologista a las iras ciudadanas en caso de que en el invierno fallaran las calefacciones o hubiera cortes de luz.

Liberales apuestan por la energía nuclear

El Partido Demócrata Liberal (FDP) pasa cada vez más a la ofensiva, y aboga por prolongar no solo unos meses más el funcionamiento de las plantas nucleares, hasta el verano de 2023, sino hasta 2024. Se espera que para ese entonces la economía alemana haya consumado su desprendimiento del gas ruso.

La opositora Unión Demócrata Cristiana (CDU) también apuesta por la energía nuclear para hacer frente a la aguda escasez de combustible. Su líder, Friedrich Merz, vaticina desde ya que no se llevará a cabo el cese de operaciones de las plantas atómicas proyectado para fines de este año.

El calendario establecido

De acuerdo con lo establecido por ley, las tres plantas aún activas en el país, Neckarwestheim 2, Emsland e Isar 2, deberán ser desconectadas, a más tardar, el 31 de diciembre. En el año en curso, aportan cerca de un 6 por ciento a la producción de electricidad. Hasta ahora, aproximadamente el 10 por ciento de la energía eléctrica se produce con gas natural.

Si bien los llamados a prolongar el uso de la energía atómica han subido de volumen en las pasadas semanas, el ministro de Economía, Robert Habeck, de Los Verdes, argumenta que el principal problema no se perfila en el campo de la generación de electricidad, sino en la escasez de gas y calefacción para la industria. Y, según él, en ese ámbito las plantas atómicas no aportarían nada.

Argumentos equivocados

Lamia Messari-Becker, experta en construcción y energía de la universidad de Siegen, no considera válido dicho argumento. "La repetida afirmación de que tenemos solo un problema de calefacción y no de electricidad es insoportablemente errónea", dice, explicando que mucha gente podría verse en la necesidad de calefaccionar con electricidad, "con dramáticas consecuencias para el consumo eléctrico".

Por el momento, sobre todo políticos verdes y socialdemócratas de la coalición de gobierno se remiten a un nuevo examen de la seguridad del abastecimiento de electricidad, cuyos resultados deberían estar disponibles dentro de pocas semanas. La portavoz del canciller Olaf Scholz; Christiane Hoffmann, dijo que la prolongación del funcionamiento de las plantas atómicas se está analizando.

Factibilidad de un alargue

En el pasado mes de marzo, los ministerios de Medio Ambiente y Energía habían llegado a la conclusión de que, con las barras de combustible disponibles, las tres plantas nucleares solo podrían seguir operando más allá del 31 de diciembre, si se reduce previamente en ellas la generación de electricidad. La Sociedad para la Seguridad de los Reactores (GRS) estima que sería factible alargar su funcionamiento al menos por 80 días.

Según fuentes del sector de la energía atómica, en el caso de la planta Isar 2 ni siquiera sería necesario rebajar la producción de electricidad para alargar la vida útil de las barras de combustible, ya que se dispone de las suficientes como para funcionar hasta el verano de 2023.

(ers/cp)

DW recomienda