Alemania: conservadores de Merkel minimizan diferencias | Alemania | DW | 06.02.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania: conservadores de Merkel minimizan diferencias

La CDU alemana y su hermana bávara, la CSU, iniciaron un encuentro clave de cara a las elecciones generales de septiembre próximo minimizando las diferencias que les han distanciado en los últimos meses.

A siete meses de las elecciones generales de Alemania, la canciller Angela Merkel y su aliado bávaro Horst Seehofer se reunieron hoy (05.02.2017) para sellar la paz tras largas disputas y cerrar filas ante el auge en los sondeos de los socialdemócratas y el desafío que plantean los populistas de derecha. La cita concluirá mañana con la proclamación formal de Merkel como candidata conjunta de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y la Unión Socialcristiana (CSU).

"Estoy muy segura de que en estos tiempos lo que importa son los dos grandes partidos que son la CDU y la CSU, que tienen mucho más en común que lo que las diferencia", señaló Merkel en la antesala del encuentro con las cúpulas de ambas formaciones en Múnich.

Campaña electoral común a pesar de diferencias

Tras meses de disputas y desplantes, Seehofer afirmó hoy, poco antes de que comenzase la reunión, que las diferencias que mantienen, sobre todo respecto a la crisis de los refugiados, no deben lastrar su campaña electoral común.

La CSU, con Seehofer a la cabeza, exigieron abiertamente durante los últimos meses del año pasado una cuota máxima de 200.000 refugiados anuales para evitar avalanchas como las de 2015, cuando llegaron a Alemania unos 890.000 peticionarios de asilo, en su mayoría a través de Baviera.

Merkel rechazó tajantemente esta posibilidad alegando que sería inconstitucional, pues el derecho de asilo está anclado en la carta magna alemana, y señaló que se concentraría en rebajar notablemente la cifra de personas que llegaban al país.

Coincidencias decisivas

Seehofer, quien a finales del año pasado llegó a amenazar con no dar su apoyo a Merkel en estas elecciones, se mostró hoy conciliador y argumentó que la "larga historia común de CDU y CSU" muestra coincidencias decisivas. Es cierto, reconoció el líder bávaro, que "hay también percepciones diferentes", pero estos puntos no deben dañar la unidad del bloque conservador de cara a asegurar una nueva victoria en las urnas.

El encuentro debe servir también para comenzar a esbozar los ejes de la próxima campaña electoral conjunta y para mostrar de nuevo unidad frente a un Partido Socialdemócrata (SPD) al alza en las encuestas y que coquetea con la idea de formar un tripartito de izquierdas con Los Verdes y La Izquierda para hacerse con el Ejecutivo.

FEW (dpa, EFE)