Alemania confirmará su superioridad | Los campeones mundiales | DW | 04.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Los campeones mundiales

Alemania confirmará su superioridad

La selección de Chile, primer rival de Alemania en el año del Mundial, la tendrá muy difícil para brillar ante el gran favorito al título en Brasil. Los alemanes quieren -y pueden- empezar el 2014 con una fiesta.

Es cierto: Alemania aún tiene dudas respecto al momento futbolístico de varios de sus jugadores claves, que o bien están lesionados, o acaban de superar una lesión y todavía no están en su mejor forma. Pero también es cierto que pese a los interrogantes en torno a su plantilla, los alemanes van a Stuttgart con el compromiso de ofrecer ante Chile un gran espectáculo que confirme que sus aspiraciones a ganar el Mundial tienen fundamento.

El querer, y el tener que...

Además, para Alemania no solo cuenta el deseo de agradar, de satisfacer a su público en una cancha propia, o de darle otro empujón al entusiasmo y optimismo de aquellos que creen que del viaje a Brasil se puede regresar con una nueva estrella.

También se trata de la obligación alemana de justificar -ante los ojos de la afición local e internacional- la admiración que en los últimos años suscita su fútbol. La selección alemana es actualmente la segunda en el escalafón internacional de la FIFA, dos equipos de su torneo local disputaron la última final de la Champions League, de Alemania viene el actual campeón mundial de clubes, aquí trabaja el entrenador más famoso del fútbol internacional y juegan el mejor futbolista de Europa y el mejor arquero del mundo.

Contra Chile hay mucho prestigio en juego. El fútbol alemán, con la selección nacional y la Bundesliga como sus máximos estandartes, está conminado a hacer del partido contra Chile un escenario que reafirme su poderío. No serán muchas las posibilidades de Alemania de enviar un mensaje claro y contundente a sus competidores, y ante los huéspedes sudamericanos se aprovechará para decirle al mundo: !aquí estamos, y queremos el título en Brasil!

Stuttgart es escenario del primero de una serie de apenas cuatro partidos antes de debutar en el Mundial. A Chile le seguirán Polonia (13 de mayo), Camerún (1 de junio), y Armenia (6 de junio). Los chilenos ofrecerán también la única oportunidad de ver en acción a los candidatos al viaje a Brasil antes de definir la lista definitiva de los convocados a la selección.

Hueso duro de roer

En la eliminatoria al Mundial de Brasil 2014 Chile derrotó a Ecuador y terminó tercero en el grupo.

En la eliminatoria al Mundial de Brasil 2014 Chile derrotó a Ecuador y terminó tercero en el grupo.

El equipo visitante es, sin duda, uno de los más poderosos de la Conmebol. Chile terminó tercero en la eliminatoria, y viene de ganar con propiedad tres de sus cuatro partidos más recientes: contra Ecuador en la fase de clasificación al Mundial (2-1), contra Inglaterra en el estadio de Wembley (2-0), y contra Costa Rica (4-0). Solo Brasil le propinó en Noviembre una derrota (1-2).

Alemania está muy consciente de esto, y sabe muy bien que los chilenos, liderados por un viejo conocido, el exjugador del Leverkusen Arturo Vidal, serán un hueso duro de roer. De todas formas eso no le arrebata el favoritismo a los dirigidos por el entrenador Joachim Löw, que historicamente han doblegado a los sudamericanos en cuatro de los seis partidos en los que se han enfrentado, el último de ellos jugado hace ya más de 30 años, durante el Mundial de 1982 en España.

En Stuttgart, con seguridad, no se va a repetir la curiosa historia del último enfrentamiento de Alemania con un equipo de Sudamérica, cuando en Kaiserslautern, el pasado 14 de agosto, Paraguay le arrebató un sorpresivo empate a tres goles. Con el Mundial de Brasil en la mira, y contra uno de los participantes en el evento, los alemanes buscarán una victoria para ir afinando el paso rumbo al título que tanto ansían, y que desde 1990 no ganan.

DW recomienda

Publicidad