Alemania: cero deudas | Economía | DW | 15.01.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Alemania: cero deudas

Por primera vez en casi 40 años, el presupuesto general del Estado se mantuvo equilibrado y cerró sin nuevas deudas.

default

Alemania cerró el 2007 sin nuevas deudas: la primera vez desde hace cuatro décadas.

La economía alemana creció en 2007 un 2,5 por ciento en términos reales, informó hoy la Oficina Federal de Estadísticas en Wiesbaden.

El ritmo de crecimiento se desaceleró con respecto al año anterior, ya que en 2006 el producto interno bruto (PIB) había mejorado un 2,9 por ciento.

Gracias al crecimiento de la economía y a un salto en los ingresos fiscales, sobre todo de los impuestos y el aumento de la tasa del impuesto al valor agregado (IVA) al 21 por ciento, en el ejercicio 2007 el presupuesto terminó con un déficit de 0,0 por ciento del PIB, cuando en 2006 el saldo negativo había sido de un 1,6 por ciento.

Entre los años 2002 y 2005, Alemania había superado el límite máximo del tres por ciento de déficit sobre el PIB que se impuso la Unión Europea en los llamados criterios de Maastricht. A raíz de la evolución positiva en las cuentas fiscales, la UE había archivado los mecanismos de castigo financiero contra Berlín.

Los pronósticos para este año indican que se volverá a producir un ligero déficit, debido especialmente a una merma en los ingresos fiscales por una reforma impositiva para las empresas y una reducción de las contribuciones al seguro de desempleo.

El crecimiento de la economía se logró a pesar de la desaceleración del consumo interno en un 0,3 por ciento como resultado del aumento del IVA en dos puntos porcentuales a principios de 2007.

Esta retracción fue compensada con creces por el comercio exterior, con exportaciones que aumentaron en un 8,3 por ciento, a pesar del aumento del valor del euro frente al dólar.

Las proyecciones de crecimiento del PIB en 2008 son más cautas y se ubican por debajo del dos por ciento, que podría ser menor aún si se agrava la crisis financiera en el sector bancario y la recesión económica en Estados Unidos.

Las proyecciones de crecimiento de la economía para el 2008 son más bien cautas y se ubican por debajo del dos por ciento, que podría ser menor aún si se agrava la crisis financiera en el sector bancario y la recesión económica en Estados Unidos.

Crecimiento moderado para 2008

La canciller alemana, Angela Merkel, admitió hoy en una rueda de prensa en Berlín que la coyuntura crecerá en forma "moderada", afectada tanto "por los precios energéticos, la situación financiera de los bancos por los efectos de la crisis inmobiliaria en Estados

Unidos, como también por los mayores costos que ocasiona la creciente demanda de alimentos".

Que las perspectivas son menos optimistas lo confirmó, también hoy, el índice que mide la confianza empresarial, ya que el barómetro de expectativas económicas cayó al nivel más bajo de los últimos 15 años.

El informe de enero del Instituto de Estudios Económicos Europeos (ZEW) de Mannheim cayó a un negativo de -41,6 puntos, el peor desde febrero de 1993, cuando en diciembre pasado aún era de -37,2.

Temor por situación en EE. UU.

El mayor temor de los empresarios surge, otra vez, de las consecuencias que pueda generar la situación en Estados Unidos.

En contrapartida, el informe indica que hay expectativas positivas sobre los impulsos que pueda aportar el consumo interno, ya que debería recuperarse después de la caída en un 0,3 por ciento en 2007.

Así lo explica, por ejemplo, el analista jefe de UniCredit, Andreas Rees, que advierte que "el riesgo para el crecimiento no está tanto en la recesión de Estados Unidos, sino en el comportamiento del consumidor en Alemania", que mueve alrededor de las dos terceras partes de la economía nacional.

DW recomienda