Alemanes secuestrados en Filipinas piden ayuda a Berlín | Alemania | DW | 29.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemanes secuestrados en Filipinas piden ayuda a Berlín

Un hombre y una mujer se encuentran en poder del grupo Abu Sayyaf, que amenaza con asesinarlos si Alemania no paga un rescate y deja de apoyar a los enemigos del EI.

Los dos alemanes que se encuentran secuestrados en Filipinas, en manos del grupo radical Abu Sayyaf, pidieron este lunes (29.09.2014) al gobierno de Berlín que haga todo lo posible por liberarlos. Los islamistas amenazan con asesinar a las víctimas si es que no se paga un millonario rescate. Además, exigen que Alemania deje de apoyar a la coalición que combate contra el Estado Islámico en Irak y Siria.

Stefan Viktor Okonek, de 71 años, y Herike Diese, de 55, navegaban por aguas del sur de Filipinas, frente a la isla de Palawan, cuando el 25 de abril fueron capturados por el grupo islámico, que tenía vínculos con Al Qaeda pero que recientemente ha manifestado su apoyo al EI. Abu Sayyaf exige el pago de 4,3 millones de euros antes del 10 de octubre, si no uno de los secuestrados sería decapitado.

Una prueba de que están con vida fue dada este lunes, cuando un hombre identificado como Abu Rame, presunto portavoz del grupo rebelde, llamó a una emisora filipina. Ahí ambos secuestrados rogaron por sus vidas. “Estoy sufriendo mucho porque me han secuestrado, ahora tengo que dormir en el suelo, mi estado de salud ha empeorado y temo por mi vida. Con suerte, nuestro gobierno hará todo lo posible para liberarnos”, dijo Okonek.

Gobiernos no van a negociar

Tras Okonek, Diese rogó “a los gobiernos de Filipinas y de Alemania que hagan todo lo que puedan, porque me gustaría volver a ver mi familia de nuevo, y la situación aquí es muy, muy estresante. Vivir en la jungla es muy peligroso, podemos contraer cualquier enfermedad tropical, deseamos salir de aquí cuanto antes”. El ministro de Defensa filipino, Voltaire Gazmin, dijo el viernes 26 de septiembre que la política de su gobierno es no negociar con terroristas, una postura similar a la asumida por Berlín.

El portavoz terrorista recordó que la fecha del ultimátum está por expirar. Abu Sayyaf, un grupo compuesto por unos 400 combatientes y que además tiene en sus manos a un suizo, a un guardacostas malasio, a una mujer china con su hija y a un holandés, informó que los rehenes están en Sulu, una isla dentro de la Región Autónoma de Mindanao Musulmán, y reiteró el ultimátum al gobierno de la canciller Angela Merkel.

DZC (EFE, Europa Press)

Publicidad