Alemanes en Afganistán | Política | DW | 01.06.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Alemanes en Afganistán

A partir de este jueves Alemania está al frente del comando de las tropas ISAF en Afganistán, una misión sembrada de peligros pese a que han transcurrido cuatro años y medio desde el derrocamiento de los Talibán.

Un oficial del ejército alemán custodia un hospital de Kabul.

Un oficial del ejército alemán custodia un hospital de Kabul.


El general de brigada Markus Kneip asumió este jueves la función de comandante regional para las nueve provincias del norte, con Mazar e Sharif como su cuartel general. Alemania tiene desplegados a 2.800 soldados en Afganistán, el mayor contingente de las tropas ISAF, una misión de paz integrada por soldados de 36 naciones liderada por la OTAN. La misión, que tiene objetivos estrictamente humanitarios es determinada por la ONU, a través de las correspondientes resoluciones.

Afghanistan Karte mit Kabul, Mazar-i-Sharif und Kunduz deutsch

Mapa de Afganistán.

Lejos de la anhelada paz

Cuatro años y medio desde el derrocamiento del régimen Talibán, la paz interna y el orden institucional parecen más lejanos que nunca. Aunque los esfuerzos de paz han producido importantes avances para la sociedad afgana, como son el retorno de refugiados y el aumento en la escolarización infantil, sobre todo entre las niñas, se está muy lejos de la estabilización del Estado afgano. El ejército afgano cuenta actualmente con unos 35.000 efectivos. Los señores de guerra defienden sus bastiones regionales con unos 20.000 hombres armados. Las fuerzas Talibán vuelven a emerger y ponen en situación de jaque a las fuerzas internacionales, sobre todo en el sur, en donde los estudiosos del Corán cuentan con unos 12.000 hombres armados.

El sur, tierra talibán

Schwere Ausschreitungen in Kabul, Afghanistan nach Zusammenstoß von US-Militärkonvois mit Zivilfahrzeugen

Protestas contra las tropas estadounidenses, originadas a raíz de un accidente de tráfico de un vehículo militar de EEUU.

Es ahí donde los Talibán tienen su bastión y donde el gobierno central no ha podido imponer su autoridad. Adicionalmente la economía del opio ejerce una influencia creciente. Las fuerzas de liberación lideradas por Estados Unidos se han convertido desde hace mucho en fuerzas de ocupación. Su único objetivo sigue siendo la captura de Osama bin Laden y de sus seguidores de Al Qaeda, que también son buscados en la frontera con Pakistán.

Cerca de ahí, un ataque aéreo liderado por fuerzas estadounidenses contra posiciones Talibán mató a unos 60 combatientes, muriendo también entre 35 y 60 civiles. Durante las últimas dos semanas se han producido en el sur de Afganistán los combates más sangrientos desde la caída de los Talibán a finales del 2001, que ha provocado la muerte de más de un centenar de personas. La Administración Bush espera un verano sangriento.

No es de sorprender la preocupación del ministro de Defensa alemán, Franz Josef Jung. Lo único que queda de consuelo para las tropas alemanas que asumirán el mando de las tropas ISAF, es que estarán desplegadas en una región relativamente tranquila, algo cada vez más raro en Afganistán.

DW recomienda