Al Qaeda reivindica ataque que dejó seis muertos en Mali | El Mundo | DW | 30.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Al Qaeda reivindica ataque que dejó seis muertos en Mali

Una filial de la red terrorista atacó con un coche bomba un cuartel de la fuerza militar conjunta G5 Sahel, que busca combatir el yihadismo en la región.

El ataque contra un cuartel de la fuerza conjunta G5 Sahel en Mali que dejó al menos seis muertos fue reivindicado este viernes (29.06.2018) por el grupo yihadista Nusrat al islam ual muslimin (Consejo de Defensa del Islam y los Musulmanes), una entidad afiliada a Al Qaeda. Así se conoció luego de que un miembro de ese grupo radical confirmara a la agencia mauritana de noticias Al Ajbar la participación de la milicia en el ataque.

Este "fue perpetrado con un vehículo bomba y con la participación de kamikazes”, explicó la fuente. La acción afectó una base de operaciones en Sévaré, en las afueras de Mopti, del G5, una fuerza militar conjunta integrada por Mali, Níger, Mauritania, Burkina Faso y Chad que tiene como objetivo la lucha contra el terrorismo yihadista y que, tras atravesar una larga fase embrionaria, ha comenzado a incrementar su actividad en los últimos meses.

Este ataque se produce cuatro días después de una reunión entre los dirigentes del G5 y el presidente francés Emmanuel Macron en el marco de los preparativos de la cumbre de la Unión Africana prevista a partir del próximo domingo. El atentado dejó además unos 10 heridos y consistió en la explosión de las bombas de un coche, a la que siguió un largo enfrentamiento con armas automáticas.

Áreas fuera de control

El gobernador de la región de Mopti, general Alassane Sidi Toure, dijo en una radio local que entre las víctimas fatales hay dos miembros de las Fuerzas Armadas y tres atacantes. Asimismo, cuatro soldados resultaron heridos. El Ejército habría detenido también a cuatro atacantes, tres de los cuales se encontrarían hospitalizados. Un portavoz del Ejército aseguró que el 60 por ciento del cuartel resultó destruido.

El yihadismo azota Mali con especial fuerza desde 2012, cuando se produjo un golpe de Estado en Bamako del que se aprovecharon grupos tuareg rebeldes, apoyados por células terroristas, para hacerse con el control del norte del país durante diez meses. Los yihadistas fueron teóricamente expulsados en 2013 gracias a una intervención militar internacional encabezada por Francia, pero extensas áreas de Mali, sobre todo del norte y del centro, escapan al control estatal, de lo que se aprovechan los grupos terroristas.

DZC (EFE, dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Publicidad