“Al público no hay que explicarle todo” | Música | DW | 25.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Música

“Al público no hay que explicarle todo”

La cuarta generación Wagner está ahora al frente del Festival de Bayreuth, al que ha llevado un soplo de aire fresco mediante el uso de las más recientes tecnologías. ¿Cuáles son sus próximos objetivos?

Imagen reciente de Katharina Wagner

Imagen reciente de Katharina Wagner

Katharina Wagner tiene 33 años y su hermanastra Eva Wagner-Pasquier 66. Ambas son codirectoras del Festival de Bayreuth desde hace varios años. En el reparto de tareas, a Katharina le ha tocado la labor de relaciones públicas y trato con los medios. En una entrevista exclusiva para Deutsche Welle, explica los cambios que han realizado en el Festival y qué puede esperar el público de esta edición. Como novedad, una nueva producción de Tannhäuser, estrenada el 25 de julio

Deutsche Welle: Cada año aparece una nueva batuta en el Festival: Christoph Schlingesief, Stefan Herheim y ahora Sebastian Baumgarten. ¿Esto supone la llegada de una nueva generación de directores a Bayreuth? ¿Qué implica la presencia de Baumgarten?

Katharina Wagner: No solo es importante que los directores tengan ideas, sino que también dominen la técnica. Ese es el caso de Baumgarten, que además aporta nuevos e interesantes enfoques. Ocurre a menudo en las nuevas producciones que se acaba pensando: “Sí, el concepto no está mal, pero hay algo que falta”, o “perfecto artísticamente, pero su visión es aburrida”. Un gran director es aquel que aúna dominio técnico y creatividad, y eso es lo que yo veo en Baumgarten.

El diseñador de escena para la nueva producción de Tannhäuser es el holandés Joep van Lieshout, un artista visual. ¿Cómo valora la conjunción de ambas disciplinas: diseño escénico y arte?

Es cierto que se trata de áreas muy distintas, pero fue el propio director quien sugirió que sería una buena idea. Dicho esto, estoy en contra de tener que explicar absolutamente todo al público; eso sería como darle un manual de instrucciones sobre cómo funciona la producción, le restaría interés. Prefiero que la audiencia piense por sí misma. Aunque la gente que acude a Bayreuth suele ser conservadora, también es capaz de reflexionar. Si tenemos en cuenta que algunas personas han de esperar diez años hasta conseguir entrada, imagino que tendrán una idea de qué es lo que pueden esperar.

Su propia producción de Los maestros cantores de Nüremberg se representa este año por última vez. ¿Qué obras tiene en mente para su futuro como directora de escena?

Tristán e Isolda con Christian Thielemann a la batuta en el año 2015.

Katharina Wagner junto a su hermanastra Eva Wagner-Pasquier

Katharina Wagner junto a su hermanastra Eva Wagner-Pasquier

¿Y como directora del Festival?

El anillo del nibelungo. El gran reto ahora son las negociaciones para conseguir director de escena. Todavía estamos en ello, pero la cosa va por buen camino. Otro asunto a tener muy en cuenta es la programación por el 200 aniversario del nacimiento de Wagner en 2013. Ese año programaremos algunas de sus obras de juventud: Rienzi, La prohibición de amar y Las hadas. Además, habrá un concierto conmemorativo que se está ofreciendo justo ahora a la radio de Baviera.

Parece que deliberadamente elude responder quién dirigirá esa producción de El anillo del nibelungo.

Como le he dicho, siguen en marcha las negociaciones. No voy a decir nada hasta que el contrato no esté firmado. ¡No estoy loca!

¿Qué planes tiene para reforzar la imagen de marca del Festival?

Toda la cuestión de nuevas tecnologías, como podcasts y audiciones en pantalla grande al aire libre. Este año emitimos en directo la nueva producción de Lohengrin por el canal Arte. Hasta ahora estábamos algo atrasados en ese sentido, pero nos estamos poniendo al día.

¿Y sobre la recepción de Wagner en el extranjero? Por ejemplo, ha sido usted contratada como directora en Argentina…

Es cierto, para una versión reducida de El anillo del nibelungo, una selección de los momentos clave. Me enviaron la música de esta versión y me impresionó enormemente, tanto en el plano artístico como en el conceptual. Pensé que sería posible llevarla a escena, así que iré a Buenos Aires a dirigirla.

¿Qué aportará esta versión a Argentina?

Pienso que a la gente le puede interesar ver El anillo del nibelungo de forma compacta, con una duración de siete horas y representada en un solo día, puesto que la versión habitual se desarrolla en cuatro jornadas.

Autor: Hans Christoph von Bock/María Santacecilia
Editora: Emilia Rojas

DW recomienda

ADVERTISEMENT