Al menos 650.000 inmigrantes viven y trabajan en Italia de manera ilegal | Europa | DW | 12.05.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Al menos 650.000 inmigrantes viven y trabajan en Italia de manera ilegal

Al menos 650.000 inmigrantes viven y trabajan en Italia de manera ilegal, lo que supone una media de once personas cada mil habitantes, según el censo de "extracomunitarios" efectuado por la Universidad Milano Bicocca para el diario económico "Il Sole 24 Ore", que lo publica hoy.

Este censo ha tenido en cuenta las 724.000 solicitudes de permiso de residencia presentadas ante el Ministerio de Interior acogiéndose al decreto de flujos para 2007 y supone, según el diario, que en un año el número de irregulares se ha duplicado, pasando de 350.000 a 650.000.

El informe analiza también la distribución de esas personas y destaca que la zona preferida es el rico norte italiano.

La ciudad con más inmigrantes ilegales es la norteña Brescia, cercana a Milán, con 32 irregulares por cada mil habitantes, seguida de Mantua, también en el norte, con 28,8 ilegales. Les siguen Módena con 25,5; Reggio Emilia con 24,5 y Verona con 20,5.

En Roma el número de irregulares es de casi 10 por mil habitantes y en Milán, la otra gran capital italiana, de 17,7.

El estudio señala que miles de ellos tienen ya trabajo, pero no regulado y que la necesidad de esa mano de obra contrasta con el "problema de la seguridad (ciudadana)" y las medidas de endurecimiento contra la inmigración ilegal que tiene previsto adoptar el nuevo gobierno de Silvio Berlusconi.

El número de inmigrantes totales en Italia supera los cuatro millones, lo que representa un siete por ciento de la población italiana, según datos de la Fundación Ismu con fecha de 2007.

Según las perspectivas de ese informe, en 2016, los inmigrantes en Italia podrían alcanzar una cifra mínima de 5,5 millones y un máximo de siete millones.

Más de la mitad de los inmigrantes están especialmente empleados en el sector servicios, un cuarto en la industria y casi otro cuarto en la construcción.

Publicidad