Al menos 13 policías mueren en ataque talibán en Afganistán | El Mundo | DW | 29.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Al menos 13 policías mueren en ataque talibán en Afganistán

En octubre, ha habido una ola de ataques en contra de las fuerzas de seguridad que ha cobrado las vidas de más 200 personas

Al menos 13 policías murieron y uno más resultó herido en un ataque talibán hoy (29.10.2017) a un puesto de control de la Policía en la provincia de Kunduz, en el norte de Afganistán.

La acción insurgente se produjo durante la madrugada en el distrito de Khan-Abad y tenía como objetivo un puesto de control que protege una importante carretera hacia la capital regional Kunduz, afirmó el gobernador provincial, Asadullah Omarkhil.

"Han muerto varios miembros del personal" de seguridad, explicó Omarkhil, que dijo no contar aún con la cifra exacta de fallecidos.

Según el gobernador de Kunduz, la acción de los talibanes se prolongó durante casi tres horas, pero las fuerzas de seguridad lograron recuperar el control del puesto de Policía y "la carretera ya ha podido ser abierta de nuevo al tráfico".

Por su parte, el jefe de la administración del distrito de Khan-Abad, Hayatullah Amiri, dijo que durante el ataque perdieron "el contacto" con el puesto de control y al desplazarse hasta allí encontraron a 13 policías muertos y uno más que había sobrevivido.

El portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, reivindicó el ataque a través de un comunicado remitido a Efe, en el que aseguró que durante la acción se hicieron por completo con el importante puesto de control y mataron a 18 policías.

"Murió el comandante del puesto de control, Gulbudin, junto con otros 17 policías", indicó Mujahid, que detalló que se hicieron además con un vehículo policial y armamento, además de reconocer que en la acción también se produjo una baja entre sus filas.

La provincia de Kunduz, objeto en los últimos años de algunas de las mayores ofensivas de los talibanes, que llegaron a tomar la capital homónima en dos ocasiones, se encuentra en la actualidad en una cierta calma, con ataques esporádicos insurgentes.

Los talibanes, sin embargo, han infligido durante los últimos días importantes golpes a las fuerzas de seguridad afganas en otras partes del país, como los ataques la semana pasada que dejaron en varias provincias más de un centenar de policías y soldados muertos.

Desde el fin de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015, Kabul ha ido perdiendo terreno ante los talibanes hasta controlar apenas un 57 % del país, según el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) del Congreso de Estados Unidos.

RRR (Efe, Ap).

DW recomienda

Publicidad