Ailton: “Los alemanes deben tener cuidado” | Los campeones mundiales | DW | 05.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Los campeones mundiales

Ailton: “Los alemanes deben tener cuidado”

El delantero brasileño Ailton, ex goleador de la Bundesliga y primer extranjero que ganó en Alemania el trofeo como el mejor jugador del año, habló con Deutsche Welle acerca de lo bueno y lo malo del Mundial en su país.

Ailton Gonçalves da Silva, conocido cariñosamente como “Toni” y famoso en el fútbol alemán bajo su primer nombre, ganó con el Bremen dos veces la Copa Alemana y una vez la Bundesliga, de la cual fue goleador y mejor jugador de la temporada 2004, un trofeo que hasta entonces no había recibido ningún futbolista extranjero.

Ailton es uno de los jugadores brasileños más exitosos del fútbol alemán, donde recientemente, tras formar para el Hassia Bingen de la sexta división, dio por finalizada su carrera profesional luego de haber pasado por Bremen, Schalke, Hamburgo, Duisburg y Uerdingen en la Bundesliga, así como Besiktas Estambul en Turquía, y el Estrella Roja Belgrado en Serbia, entre otros.

Ailton, ¿preparado para un divertido Mundial en su país?

Yo no sé qué tan divertido va a ser, tengo mis dudas...

¿Dudas? ¿Cuáles?

Acabo de regresar de Brasil, estuve entre otras ciudades visitando Salvador, Fortaleza y Recife, donde juega Alemania, y para ser sinceros la verdad es que me preocupa mucho el tema de la seguridad de los turistas. Hay muchas cosas por hacer y el tiempo ya se acabó.

¿Entonces no habrá fiesta en el Mundial?

Fiesta sí, pero no será como un carnaval. Dentro de los estadios la gente se va a divertir, pero afuera de ellos no me atrevería a garantizar que los aficionados la van a pasar bien. Aún faltan muchas cosas por organizar, en especial en materia de seguridad, y si las autoridades no tienen un plan maravilloso para disminuir la criminalidad en los próximos días creo que mi responsabilidad es decirle a los alemanes que van a ir a acompañar a su equipo en Brasil que se cuiden, y que no tomen riesgos necesarios.

¿Es tan peligroso?

No quiero que me malinterpreten: como brasileño, y como exfutbolista, estoy muy orgulloso de que mi país sea anfitrión del Mundial. Pero yo siento que tengo una responsabilidad también con los alemanes de decirles que el 2014 no será como el 2006. Los que viajen deben tomar precauciones, pues en Brasil hay que saber con quién se está, y en dónde se está. Hay mucha gente con malas intenciones.

¿Y que va a pasar entonces con las celebraciones de los alemanes?

En el estadio y sus alrededores probablemente no tendrán nada que temer. Pero yo conozco a los alemanes, a ellos les gusta celebrar alrededor del fútbol con intensidad, y muy probablemente la policía garantizará la seguridad hasta la medianoche, pero en la madrugada las calles se volverán peligrosas. Además, no hay que olvidar que si alguien sobrio puede convertirse en una víctima, aún más riesgo corren aquellos que se emborrachen. Mi mensaje es: por favor, tengan cuidado.

¿Y en materia deportiva cómo ve a los alemanes?

La selección alemana siempre es favorita al título en un Mundial. Pero esta vez creo que Brasil lleva todo el peso pues por ser la anfitriona del evento casi que está obligada a ganar ante su público. La verdad, creo que este es el Mundial más equilibrado de los últimos tiempos. Muchos equipos fuertes llegan a un buen nivel. Mis candidatos son Brasil, España, Alemania y Argentina.

¿Cuál cree que será el principal reto que tendrá que superar Alemania en el Mundial de su país?

Se habla mucho de las distancias entre las sedes de los partidos, pero para los alemanes eso no será algo relevante porque su alojamiento está muy bien ubicado. La temperatura tampoco, a eso se acostumbran los futbolistas. La humedad los va a golpear mucho, pero no será demasiado grave. No, el reto más grande de Alemania está dentro de su propio equipo.

En opinión de Ailton a Alemania le hace falta en el Mundial un líder distinto al que personifica Philipp Lahm.

En opinión de Ailton a Alemania le hace falta en el Mundial un líder distinto al que personifica Philipp Lahm.

¿A qué se refiere?

Alemania no me gustó en sus últimos partidos, al equipo le falta más decisión, más energía, más carácter. La selección parece no haber abrazado aún el espíritu de un Mundial, mucho menos la esencia de su historia y tradición. Alemania va a Brasil sin tener la garra que la caracterizó en el pasado. La última gran selección mundialista de Alemania la vimos en el 2002, desde entonces los alemanes juegan cada vez mejor pero les falta algo importante: un líder de carácter.

¿Y Philipp Lahm?

Yo no veo a Lahm como un líder que asuma la responsabilidad de echarse el equipo al hombro. Él es un jugador muy tranquilo, que no habla. No, yo me refiero a esos Oliver Kahn, Lothar Matthäus, hasta Michael Ballack. Esos líderes que le gritan a sus compañeros, que piensan más en el equipo que en lo que capten las cámaras. Tipos que sacudan a sus colegas, que les digan: “¡Esto es el Mundial! ¡Aquí hay que arrollar y aplastar al rival”. Esos jugadores que, cuando las cosas no salen de forma bonita, pues no se avergüenzan de sacarlas adelante a la fea.

¿Brasil sí tiene eso?

Seguro. Es curioso, Brasil y Alemania han progresado en direcciones contrarias: nosotros hemos ganado en carácter y hemos subordinado el juego bonito. Con Alemania es a la inversa. Y eso es lo que precisamente me lleva a pensar que Brasil tiene las mejores oportunidades de ganar el Mundial.

DW recomienda

Publicidad