AI: La investigación de la CPI abre la puerta a la Justicia a rohinyás | El Mundo | DW | 07.09.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

AI: La investigación de la CPI abre la puerta a la Justicia a rohinyás

La resolución favorable de la Corte Penal Internacional acerca de su jurisdicción sobre supuesta deportación de rohinyás de Birmania (Myanmar) a Bangladesh abriría el camino para hacer justicia a esta minoría musulmana.

Más de 700.000 rohinyás huyeron de Birmania tras la ofensiva que el Ejército lanzó, a finales de agosto de 2017, en el norte del estado Rakáin, en el oeste del país, en respuesta al asalto armado de un grupo insurgente de esta minoría contra puestos policiales.

Birmania no acepta la jurisdicción de la CPI pero los jueces concluyeron ayer que la deportación se habría terminado de cometer en territorio de Bangladesh, país que sí ha ratificado el Estatuto de Roma, carta fundacional de este tribunal de La Haya.

"La decisión es un paso significativo en la dirección correcta que abre un claro camino a la justicia para los rohinyá", dijo el director para el Sur de Asia de AI, Biraj Patnaik, este viernes (7.09.2018) en un comunicado.

"Señal a los militares birmanos"

"La corte ha enviado una clara señal a los militares birmanos de que tendrán que rendir cuentas", añadió.

La organización señaló que la deportación forzosa es solo uno de los crímenes cometidos por el Ejército birmano contra los rohinyás , que durante la ofensiva también fueron víctimas de asesinatos, violaciones y la quema de sus casas, crímenes que AI asegura haber documentado de forma extensa.

Por ello, AI instó al Consejo de Seguridad de la ONU a enviar a Birmania a la CPI para que investigue los crímenes contra la humanidad cometidos contra los rohinyás y otras minorías en los estados Kachin y Shan, en el norte y noreste del país.

"A la vez que celebramos la decisión de la CPI, la comunidad internacional debe verlo como un estímulo para tomar más acciones", dijo Patnaik.

Birmania no reconoce la ciudadanía a los rohinyás, a los que considera inmigrantes bengalíes, y les somete desde hace años a todo tipo de discriminaciones, incluidas restricciones a la libertad de movimientos.

ACNUR y PNUD listos para comenzar evaluaciones 

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) están listos para comenzar a implementar las actividades de evaluación en los pueblos de mayoría rohinyá en Birmania (Myanmar).

Así lo afirmó hoy en rueda de prensa Babar Baloch, portavoz de la ACNUR, quien explicó que el Gobierno ha informado a las dos agencias que estas evaluaciones podían comenzar, aunque aún no ha entregado las autorizaciones individuales para que los funcionarios internacionales puedan viajar por el país.

Estas evaluaciones son parte del Memorando de Entendimiento sobre el retorno de refugiados rohinyás desde Bangladesh a su país firmado entre los organismos y el Gobierno birmano y que, transcurridos tres meses desde su firma, aún no se ha implementado.

Las agencias denuncian que los miembros de la comunidad rohinyá no tienen libertad de movimientos, no pueden trabajar, ni ir a la escuela ni acceder a los servicios sanitarios.

La ACNUR y el PNUD solicitan, además, que se les otorgue la nacionalidad birmana a todos los rohinyás, considerados extranjeros en su propio país y por lo tanto, apátridas.

CP (efe, dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad