Aguas territoriales de Crimea: Ucrania tiene el derecho, pero Rusia controla | Europa | DW | 26.11.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Aguas territoriales de Crimea: Ucrania tiene el derecho, pero Rusia controla

La marina rusa niega el tránsito de barcos ucranianos del Mar Negro al Mar de Azov. ¿Con respaldo legal? DW consultó a expertos en derecho marítimo.

Barco bloquea el paso en el Estrecho de Kerch, tras incidente ruso-ucraniano. (Imago/ITAR-TASS/A. Pavlishak)

Barco bloquea el paso en el Estrecho de Kerch, tras incidente ruso-ucraniano.

El incidente ruso-ucraniano podría mantener ocupados a los tribunales internacionales durante mucho tiempo: el domingo, la Guardia Costera rusa se negó a permitir que los barcos patrulleros de la Armada de Ucrania pasaran por el estrecho de Kerch y embistió a uno de los barcos. Luego les dispararon con munición real y arrestaron a todos los tripulantes.

La parte rusa habla de violación de la frontera, los ucranianos acusan a Moscú de "agresión". Ambas partes afirman que la otra rompió la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

¿Qué dice el derecho marítimo?

Rusia y Ucrania firmaron un acuerdo sobre aguas territoriales compartidas en 2003. Este acuerdo aseguró el uso libre del mar de Azov y el estrecho de Kerch para los barcos rusos y ucranianos.

"El acuerdo sigue siendo válido, Rusia nunca ha dicho que quiera salirse del contrato", explica Mikjail Voytenko, editor en jefe de la revista especializada rusa "Maritime Bulletin", en entrevista con DW. Incluso tras la anexión rusa de la península de Crimea, en marzo de 2014, ninguna de las partes quiso tocar oficialmente el acuerdo. Así que Ucrania tendría derecho a pasar por el estrecho de Kerch con sus buques de guerra, asegura Voytenko.

No obstante, el acuerdo bilateral entre Rusia y Ucrania es más bien secundario. "Francamente, este acuerdo no importa en absoluto” al evaluar la situación, "porque las reglas de la Convención Internacional sobre el Derecho del Mar de 1982 son cruciales aquí", precisa, por su parte, el profesor Daniel-Erasmus Khan, de la Universidad de la Bundeswehr en Múnich.

La Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar es un acuerdo de derecho internacional al que se han unido tanto Rusia como Ucrania. Este acuerdo reconoce como "estrecho” el paso de Kerch, donde tuvo lugar el conflicto entre Rusia y Ucrania. La Convención sobre el Derecho del Mar también debería garantizar que los barcos puedan pasar libremente a través de los estrechos marítimos. "La parte ucraniana puede ejercer fácilmente el derecho de tránsito, incluso, sin el permiso de Rusia y sin ningún otro requisito previo", afirma Khan.

Barcos ucranianos en el puerto de Kerch. (picture-alliance/dpa/Sputnik/A. Malgavko)

Barcos ucranianos en el puerto de Kerch.

La posición rusa: violación de la frontera

En contraste con la situación en la región del Donbás, Moscú se ha permitido acciones más agresivas en el mar, opina Vasily Filipchuk, exdiplomático y experto legal ucraniano. La explicación de esta conducta la ofrece un "vacío legal" por parte de la comunidad internacional, asegura: En comparación con el este de Ucrania, "apenas se aprobaron resoluciones de la ONU" sobre la situación en Crimea. Eso deja las manos libres a Rusia, según Filipchuk. De ahí que considere saludable que el conflicto alrededor del Estrecho de Kerch se haya convertido ahora también en tema para el Consejo de Seguridad de la ONU.

La afirmación de Rusia de que los barcos ucranianos estaban en su territorio dice solo la mitad de la verdad, valora Khan. "Estaban allí, si uno asumiera que Crimea pertenece a Rusia". Pero, para el profesor de Múnich, el estatus de Crimea no tiene "excepcionalmente ningún rol" en este conflicto, pues el "derecho inalienable de paso" existe independientemente de él.

El estatus de Crimea tiene un significado importante para la estrategia de defensa de Moscú, considera Mikjail Voytenko. Después de todo, y a diferencia de antes de 2014, Rusia observa como su territorio una zona de aguas más amplia frente a la península de Crimea: "Este es el territorio que Rusia ahora estima como suyo, desde la anexión de Crimea. Por eso Rusia alega que Ucrania habría violado las leyes. Pero para Ucrania y para la comunidad internacional, esas aguas, como Crimea, aún pertenecen a Ucrania".

Expertos: Ucrania ganaría en la corte

Ucrania tendría mejores cartas, si la disputa se presentara ante tribunales internacionales, coinciden los expertos consultados por DW: "No hay justificación del derecho internacional” para el enfoque ruso, insiste Daniel-Erasmus Khan.

"Está claro que Ucrania, a diferencia de Rusia, no ha violado ninguna ley. No importa qué tribunal tome el caso, reconocería como legales las actividades ucranianas", concuerda Mikjail Voytenko. En la corte, Moscú tendría que reponder preguntas sobre por qué la Guardia Costera rusa utilizó un camión cisterna civil para detener el barco ucraniano, y por qué no dispararon primero a los buques de guerra ucranianos en aguas rusas, sino solo en aguas internacionales, argumenta Voytenko.

¿Ya no funciona la Convención sobre el Derecho del Mar?

En realidad, la escalada alrededor de un estrecho no redunda en el interés de Rusia, pues el país se beneficia con la regulación internacional, opina Daniel-Erasmus Khan. Que Rusia deje de respetar la Convención sobre el Derecho del Mar, podría llevar a una peligrosa escalada internacional. El estrecho de Kerch no es más que un "pequeño Bósforo". Pero si se bloqueara el verdadero Bósforo, la flota rusa del Mar Negro sería "incapaz de actuar", asegura el profesor. "Si Rusia mantiene la presión allí, la OTAN podría verse tentada a tomar medidas similares en el Bósforo, lo que por supuesto afectaría mucho a Rusia".

(RML/CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda