Afganistán: tres muertos tras asalto insurgente a Cruz Roja | El Mundo | DW | 29.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Afganistán: tres muertos tras asalto insurgente a Cruz Roja

Los rebeldes detonaron dos bombas durante la refriega. Siete funcionarios extranjeros fueron rescatados por las fuerzas de seguridad.

Tres insurgentes afganos asaltaron este miércoles (29.05.2013) la oficina del Comité Internacional de la Cruz Roja en la ciudad de Jalalabad, en el este de Afganistán. Uno de ellos se inmoló en la puerta del recinto y permitió el ingreso de al menos un rebelde más. En la refriega inicial, el guardia del lugar recibió un disparo y falleció en el lugar.

Los siete extranjeros que se hallaban en el lugar (uno de ellos levemente herido en una pierna) fueron evacuados por las fuerzas de seguridad afganas, que se enfrentaron con los atacantes en el interior del edificio, dijo a la agencia Reuters el portavoz del gobernador de Nangarhar, Ahmad Zia Abdulzai.

Luego de un tiroteo que se extendió por dos horas, el segundo insurgente se hizo explotar, poniendo fin a la tensa situación. Las fuerzas de seguridad revisaron la zona en busca de más combatientes, que inicialmente se creía eran tres. Sin embargo, solamente hallaron dos cuerpos.

Ofensiva de primavera

Un portavoz de Cruz Roja dijo desde Ginebra que estaba en contacto con la oficina de Jalalabad y que los siete extranjeros evacuados estaban en un lugar seguro, como también los empleados locales que trabajan en el lugar. Cruz Roja, que tiene fama internacional de neutralidad, cada vez tiene más problemas para trabajar en Afganistán.

En ese país de Asia, la institución despliega sus mayores esfuerzos, con operaciones por 90 millones de dólares. Cerca de 1.800 personas trabajan en proyectos que van desde facilitar extremidades ortopédicas a los heridos de guerra hasta visitar a los milicianos en cárceles afganas.

En otro atentado ocurrido el mismo miércoles, seis milicianos fueron abatidos por la fuerzas de seguridad, tras irrumpir los rebeldes en las oficinas del gobernador de Panjshir, una de las zonas más tranquilas del país. Los talibanes lanzan en esta época del año su ofensiva de primavera, que busca desestabilizar al Gobierno de Hamid Karzai.

DZC (Reuters, CNN, AFP, dpa)

DW recomienda

Publicidad