Acuerdan Irán y la UE continuar el diálogo sobre programa nuclear | El Mundo | DW | 16.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Acuerdan Irán y la UE continuar el diálogo sobre programa nuclear

La parte iraní presentó un plan cuyo contenido se desconoce, pero que fue calificado por la jefa dela diplomacia europea, Catherine Ashton, como "una contribución importante" a las negociaciones.

Las conversaciones sobre el controvertido programa nuclear iraní continuarán los próximos 7 y 8 de noviembre en Ginebra, según informaron la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, y el ministro de Exteriores iraní, Mohamed Yawad Sarif, al término de dos días de encuentros en la ciudad suiza.

Ashton comunicó la fecha de las nuevas conversaciones pero no habló del lugar, mientras Yawad Sarif informó a través de su cuenta de Facebook que las negociaciones seguirán celebrándose en Ginebra.

La funcionaria europea saludó además las propuestas presentadas el martes por Irán para solucionar el contencioso, que consideró "una contribución importante". La presentación de un nuevo plan por parte de Irán, cuyos detalles se desconocen, desató el martes el optimismo.

Yawad Sarif dijo que el grupo 5+1 -integrado por los países con poder de veto del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania- mostró una voluntad real para avanzar en la solución de la disputa sobre el programa nuclear iraní y dijo que tuvo lugar un intercambio serio entre las partes.

"Creo que las dos partes van en serio para hallar una solución", dijo al finalizar los encuentros, que consideró "extensos y fructíferos".

Hasta la nueva ronda, la comunidad internacional tendrá tiempo para reflexionar detalladamente sobre las propuestas, señaló.

Rusia muestra cautela

El viceministro ruso de Exteriores, Serguei Riabkov, consideró "concreta y lógica" la propuesta de Irán y dijo que el resultado del encuentro de Ginebra es considerablemente mejor que en las últimas reuniones de Almaty, aunque advirtió que ello no es automáticamente una garantía para que se produzcan avances. La cuestión más difícil, dijo, sigue siendo el levantamiento de sanciones contra Teherán.

Sin embargo, en el caso de que Irán acceda a la vigilancia internacional de su programa nuclear, Rusia abogará por el fin de las sanciones unilaterales internacionales, anunció Riabkov.

Tras la presentación de la propuesta iraní el martes, durante la jornada de hoy en Ginebra se negoció el calendario para continuar el diálogo, posiblemente a nivel de ministros de Exteriores.

Teherán insiste en que se vea reconocido su derecho a desarrollar un programa de enriquecimiento de uranio con fines pacíficos, pero estaría dispuesto a limitar el enriquecimiento al cinco por ciento para fines médicos y producción eléctrica y dejar controlar sus instalaciones nucleares. Círculos diplomáticos dijeron también que el país quiere limitar la cifra de centrifugadoras para el enriquecimiento.

La comunidad internacional está preocupada por el enriquecimiento al 20 por ciento porque ese material podría convertirse rápidamente en apto para fabricar bombas. Irán niega esa intención.

¿Y las sanciones?

La jornada de este miércoles fue testigo de un gesto poco habitual, cuando el viceministro de Exteriores iraní, Abbas Araghchi, respondió a las preguntas de un periodista israelí, al que dijo que un acuerdo sobre el problema nuclear abriría nuevas perspectivas en la relación de Teherán con todos los países y permitiría a Israel vivir en paz. Normalmente los representantes iraníes suelen evitar todo contacto con los medios israelíes. Los dos países no tienen relaciones diplomáticas desde la Revolución Islámica de 1979 y son considerados en enemigos.

Además, medios iraníes informaron en la noche del martes que al margen del encuentro se vieron las caras Araghchi y su homóloga estadounidense Wendy R. Sherman, pero no se conocen los detalles de la reunión. El mes pasado coincidieron también el secretario de Estado norteamericano John Kerry y su homólogo iraní Yawad Sarif en Nueva York, en el primer encuentro de este tipo en más de tres décadas.

Según Araghchi, Teherán presentó a su contraparte un decreto del líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, que dijo recientemente que la fabricación y uso de armas de destrucción masiva están absolutamente prohibidos por el Islam. "Uno de los pasos decisivos para construir la confianza en las negociaciones es el decreto del líder", dijo Araghchi. Como prueba de sus intenciones pacíficas Irán podría registrar oficialmente ese decreto ante la ONU.

EL(dpa, reuters)

Publicidad