Acuerdan compromiso para frenar emisiones de aeronaves | El Mundo | DW | 04.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Acuerdan compromiso para frenar emisiones de aeronaves

El sistema internacional para reducir las emisiones sería aplicado a partir de 2020, aunque algunos países mantienen objeciones: el modelo europeo para una "tasa de carbono" es rechazado por China y otras naciones.

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) aprobó un acuerdo de compromiso para frenar las emisiones de dióxido de carbono producidas por los aviones, aunque algunos de los aspectos más controvertidos del tema quedaron aún sin resolver.

En el fin de su reunión plenaria de diez días, el secretario general de la OACI, Raymond Benjamin, felicitó a los delegados por adoptar la resolución, a la que calificó de un gran avance para la aviación civil.

"Lo problemático siguen siendo los detalles", admitió Benjamin. Muchos Estados manifestaron objeciones al acuerdo, que insta a los 200 miembros de la OACI a dar su aprobación a un sistema internacional para reducir las emisiones de la aviación, según revelaron fuentes cercanas a las negociaciones.

El sistema se aplicaría a partir de 2020 y requeriría que las aerolíneas respondan por las emisiones de dióxido de carbono que emiten. Además prevé otorgar a las compañías aéreas un incentivo para limitar la emisión de gases dañinos con el medio ambiente.

¿"Tasa de carbono" global?

De todas maneras, la resolución aprobada en Montreal no contempla un apoyo a los sistemas regionales para reducir emisiones, como la controvertida tasa de carbono implementada el año pasado por la Unión Europea, que grava las emisiones dentro del espacio aéreo del bloque.

"Aunque nos hubiera gustado que más países aceptaran nuestro plan regional, se realizaron avances en general", aseguró la comisaria de Acción por el Clima de la UE, Connie Hedegaard. "Si no hubiera sido por el duro trabajo y la determinación de la UE no se habría tomado esta decisión".

La UE pospuso en abril la directiva que obligaba a las compañías aéreas a informar de gases de efecto invernadero en los vuelos entre aeropuertos del bloque y terceros países, tal como se establecía en el nuevo sistema de canjes de emisiones. La intención era forzar a la OACI a que negociara un acuerdo global.

"Estas son buenas noticias para el público viajero, buenas noticias para la industria de la aviación, pero lo más importante es que son buenas noticias para el planeta", manifestó por su parte el comisario de Transporte de la UE, Siim Kallas.

La tasa de carbono de la UE es rechazada por países como Estados Unidos, China, Rusia e India.

EL(dpa, afp)

Publicidad