Actuar globalmente, con efecto local: el Foro Social Mundial tiene réplicas | El Mundo | DW | 26.01.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Actuar globalmente, con efecto local: el Foro Social Mundial tiene réplicas

El Foro Social Mundial en el brasileño Porto Alegre es acompañado por otros encuentros paralelos a nivel mundial. En Stuttgart tiene lugar la quinta edición del encuentro Open Fair.

El lema del encuentro de Porto Alegre se sigue en otros foros nacidos de su idea.

El lema del encuentro de Porto Alegre se sigue en otros foros nacidos de su idea.


Esto año el encuentro será especialmente frío: por quinta vez tiene lugar en Stuttgart la Open Fair (SOFa), un encuentro paralelo al Foro Social Mundial de Porto Alegre, pero esta vez será al aire libre. Los interesados podrán informarse, participar en seminarios y asistir a un variopinto programa cultural acerca de la globalización, las energías renovables, el cambio climático, la problemática del hambre y la justicia social. El equipo que organiza el encuentro espera poder ganar más adeptos para el compromiso social y la acción civil. Especialmente importante para los organizadores es encontrar soluciones locales para problemas globales.

Al aire libre y cerca del ciudadano

“Open Fair tiene dos aspectos principales: el primero es ofrecer la posibilidad de presentarse a grupos que provienen del espectro de 'un solo mundo', del activismo ecologista y de la acción ciudadana y llegar a la ciudadanía. Por eso nos es importante que el encuentro tenga lugar en lugares públicos, en la zona peatonal comercial de Stuttgart. El otro punto importante es promover que los grupos tengan contacto entre sí, creen redes e intercambien”, explica Johannes Lauterbach, uno de los organizadores.

SOFa es uno de los muchos proyectos hijos del Foro Social. Entretanto, mundialmente, hay muchos grupos regionales que trabajan siguiendo el lema del encuentro brasileño: “un mundo mejor es posible”. Este año, en Stuttgart estarán representadas 50 organizaciones no gubernamentales; el año pasado fueron 40. Así han ido surgiendo encuentros paralelos de activistas sociales, políticos, ecologistas y críticos de la globalización. El Foro Social Alemán y el Foro Social Europeo son ejemplos regionales: anual o bianualmente se encuentran para discutir soluciones a cuestiones globales y regionales. “Por supuesto que con nuestro encuentro a nivel regional podemos presentar soluciones más concretas y más al alcance de cada ciudadano”, puntualiza Lauterbach y explica una iniciativa que surgió durante la última edición de SOFa y que es un ejemplo exitoso.

Efectividad probada

En 2009, la energía fue el tema principal de SOFa. “Hicimos un taller acerca de una comunidad energética ciudadana, presentamos un concepto y pocos meses después se fundó una cooperativa. Este año la cooperativa tiene su propio stand informativo y explica su concepto de colectores solares en los tejados de edificios públicos y la manera como ellos mismos lo administran y lo organizan”, cuenta Lauterbach.

Thomas Mitsch, activista del movimiento Attac y miembro del partido La Izquierda acompaña desde el 2006 el Foro Social Europeo; en su opinión, este tipo de encuentros son una buena oportunidad para discutir sobre temas europeos y para intercambiar acerca de problemáticas similares. “Tienen sentido porque uno detecta junto con los visitantes de España, de Italia, Francia o Inglaterra con los que trabajamos que todos tienen problemas semejantes. Uno se conoce mejor e intercambia experiencias. Es un dar y recibir de experiencias y conocimientos”, dice Mitsch.

Abanico de tendencias

El primer Foro Social Europeo tuvo lugar en Florencia en 2002. Desde ese momento se han formado diversos foros regionales, que han probado su eficacia como redes de trabajo. “Por supuesto que esto ya existía en forma de grupos como Attac o Verdi, en los cuales la gente intercambiaba ciertos temas, pero no eran tan amplio. No hay que olvidar que en estos foros sociales cooperan tanto grupos como partidos, sindicatos e iglesias”, añade Mitsch.

Para los que participan en un foro de este tipo es importante llegar a la población para sensibilizarla en cuanto a temas como la globalización, el medio ambiente o los estándares sociales. Y para la creación de redes. Así, los movimientos regionales pueden sacar provecho del encuentro en Porto Alegre.

Autor: Marcio Damasceno/Mirra Banchón
Editora: Emilia Rojas

DW recomienda

Publicidad