′′Actuamos dentro de la ley′′ | El Mundo | DW | 07.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

''Actuamos dentro de la ley''

El jefe de los servicios secretos británicos, Iain Lobban, aseguró que la dependencia a su cargo no realiza escuchas ni interviene cuentas de correo electrónico. Además, criticó las filtraciones de Edward Snowden.

El director del servicio secreto británico GCHQ, Iain Lobban, garantizó este jueves que la agencia de inteligencia opera de acuerdo a la ley británica.

"Puedo darles esa garantía (...) actuamos de acuerdo a la ley y estoy seguro de que las agencias hermanas también", aseguró Lobban ante una comisión parlamentaria, al ser preguntado si podía garantizar que el GCHQ cumple con la ley británica.

"No desperdiciamos nuestro tiempo escuchando llamadas telefónicas o leyendo e-mails de una mayoría (de la población). No sería proporcionado, no sería legal y no lo haríamos", agregó.

"Estaría bien si los terroristas o los criminales usasen una forma especial de comunicación y el resto del mundo emplease otra, pero no es el caso", dijo Lobban.

Ante la comisión parlamentaria declararon, por primera vez en audiencia abierta, los directores de los principales servicios secretos británicos, el GCHQ, el MI5 y el MI6.

La celebración en abierto de la comparecencia, que fue retransmitida por la BBC, es una respuesta a las críticas por la supuesta participación de los servicios secretos británicos en el espionaje masivo revelado por el informante Edward Snowden.

"Todo lo que hacemos está aprobado por miembros del gobierno", aseguró por su parte el director de los servicios secretos exteriores (MI6), John Sawers, quien consideró "dañinas" las revelaciones de Snowden. "Nuestros enemigos se frotan las manos", agregó.

Otros funcionarios británicos de inteligencia participaron en la comparecencia.

Otros funcionarios británicos de inteligencia participaron en la comparecencia.

¿Ayuda a terroristas?

Entre tanto, el jefe de la inteligencia interna (MI5), Andrew Parker, se refirió a los 34 intentos de ataques terroristas que fueron frustrados en Reino Unido tras los atentados de Londres de 2005.

Según Lobban, hay evidencias de que tras las filtraciones a la prensa, grupos terroristas de Afganistán, Cercano Oriente y el sureste asiático están discutiendo cómo cambiar sus formas de comunicación.

Esta semana, el gobierno alemán pidió explicaciones al embajador británico en el país sobre el supuesto emplazamiento por parte del GCHQ de un puesto secreto de escuchas en la embajada inglesa en Berlín, cerca de las sedes del Parlamento y del gobierno de la canciller, Angela Merkel. Ésta fue una de las afectadas por el supuesto espionaje estadounidense revelado por Snowden.

La comisión de seguridad del Parlamento británico está investigando si las actuales leyes sobre técnicas de vigilancia son apropiadas. Por el momento desestimó en 197 casos las acusaciones contra el GCHQ sobre el supuesto uso para saltarse la ley británica del programa PRISM de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA), que permite recolectar información de compañías de Internet.

Lobban dejó en manos del Parlamento una posible modificación de la legislación. "Ustedes hacen la ley, nosotros trabajaremos dentro del marco de la ley", corroboró Sawers.

EL(dpa, EFE)

DW recomienda

Publicidad