Activistas quieren que el aborto sea removido del Código Penal alemán | Alemania | DW | 28.09.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Activistas quieren que el aborto sea removido del Código Penal alemán

Activistas de todo el mundo manifiestan por la eliminación de los abortos del Código Penal. También en Alemania se protesta contra los párrafos 218 y 219.

Manifestación proabostista frente al Parlamento alemán en diciembre de 2017.

Manifestación proabostista frente al Parlamento alemán en diciembre de 2017.

Durante casi 150 años, el aborto aparece en la legislación penal alemana entre el homicidio negligente y los asesinatos por encargo. Ya en la década de 1970, el movimiento "Mi vientre me pertenece" pidió la supresión del párrafo 218 del Código Penal. Casi medio siglo después, las activistas regresan a las calles este sábado (28.09.2019) con una demanda similar: "¡aborto fuera del Código Penal!". Sarah Thibol, activista del Colectivo de Mujeres de Colonia, es una de ellas. Su objetivo personal es en primer lugar "que las mujeres primero sepan que el aborto no es legal en Alemania. Muchas se sorprenden cuando escuchan esto por primera vez".

Según la ley, la interrupción del embarazo en Alemania se castiga con una pena de prisión de hasta tres años o una multa. Si el aborto se debe a razones médicas, el embarazo es fruto de una violación o si interrupción del embarazo se produce antes de la duodécima semana de embarazo tras consulta médica, sí que está despenalizado. Aún con estas excepciones el aborto no es legal, pero puede llevarse a cabo sin castigo.

Tema "con carga moral"

Según datos oficiales, se realizaron más de 100.000 abortos en 2018 en Alemania. En el 96 por ciento de los casos, el procedimiento se realizó por recomendaciones médicas y antes de las doce semanas de embarazo. Casi el restante 4 por ciento fue por razones médicas y solo 20 casos por violación.

Berlin | Marsch für das Leben - Mehrere tausend fundamentalistische christliche Abtreibungsgegner protestieren

Manifestación en Berlín de la "marcha por la vida" el fin de semana pasado

Aunque casi todas las mujeres en Alemania pueden abortar a través de estas excepciones, Sarah Thibol y otras activistas exigen la despenalización completa del aborto. "Alguien tiene que aprobarlo, simplemente no tenemos el derecho", dice. Kate Cahoon, activista de la Alianza para la Autodeterminación Sexual, ve otro problema. La presencia de esos dos párrafos en el Código Penal hace que el tema sea un tabú. "Hay una carga moral que estigmatiza a las mujeres que salen embarazadas involutariamente y abortan".

Actualmente, miembros de partidos como La Izquierda, los Verdes y los liberales de FDP propugnan la legalización del aborto en Alemania, aunque no cuentan con mayoría para ello. También los candidatos a la presidencia del socialdemócrata SPD, Christina Kampmann y Michael Roth, quieren hacer campaña en el futuro. Por el contrario, en las filas de la alianza CDU/CSU y de la AfD se rechaza la iniciativa. "La regulación actual brinda la mejor protección para el feto y la madre en su difícil situación", dice Elisabeth Winkelmeier-Becker, portavoz de derechos de la CDU/CSU.

Manifestaciones y contramanifestaciones

El pasado 21 de septiembre manifestaron en Berlín los opositores al aborto en una "marcha por la vida" que, según los organizadores, reunió a más de 8.000 personas. La presidenta de la Federación por el Derecho a la Vida, Alexandra Linder, dijo que toda persona tiene la misma dignidad individual "desde la concepción hasta la muerte". La marcha se encontró con una fuerte contramanifestación de unas 5.000 personas que también llamó la atención con el bloqueo de calles.

Berlin - Medizinstudent*innen lernen Schwangerschaftsbrüche anhand von Papayas durchzuführen

Estudiantes de Medicina de la asociación Medical Studens for Choice, en Berlín

El tema volvió al primer plano tras el caso de la doctora Kristina Hänel en noviembre de 2017, multada con 6.000 euros por anunciar los abortos entre los servicios ofrecidos en su página web. Igual que en otros países. Como resultado de las protestas, el Parlamento federal votó en primavera a favor de una reforma del apartado 219a que permite informar sobre el servicio de abortos en clínicas. Pero la reforma era insuficiente para las activistas.

Ausencia del aborto en las escuelas de medicina

Ante la ambigüedad de la ley, muchos médicos no se atreven a ofrecer el aborto, indica Cahoon. Además, muchos médicos no están capacitados para ofrecer dicha intervención. El aborto como método médico a menudo no se enseña en los estudios de medicina. Solo desde el semestre de invierno pasado, el hospital universitario Charité de Berlín ofrece una conferencia sobre el aborto.

De lo contrario, los estudiantes tienen que informarse por sí mismos. "Si no nos capacitan para llevar a cabo este tipo de intervenciones, hace falta mucha iniciativa propia para aprenderlo", se queja Caroline Gabrysch, activista de Medical Students for Choice (estudiantes de medicina por elección). "De hecho, no habrá médicos que puedan efectuar estas operaciones", dice. Algunas mujeres dicen que tienen que conducir cientos de kilómetros para encontrar un médico que pueda llevar a cabo una intervención de este tipo.

Berlin - Medizinstudent*innen lernen Schwangerschaftsbrüche anhand von Papayas durchzuführen

Estudiantes de Medicina practican cómo hacer un aborto extrayendo las pepitas de una papaya en un curso en Berlín

Según la Oficina Federal de Estadística, a principios de 2019 había alrededor de 1.150 instituciones en Alemania que ofrecían servicios de aborto. En 2003, eran casi el doble, unas 2.050. "No es un problema tan grande en grandes ciudades como Berlín o Hamburgo, pero si mi único médico en el estado no tiene idea de cómo proceder, entonces me quedo sola como mujer, y tengo que buscar en internet y viajar distancias muy largas", explica Gabrysch.

El hecho de que las consecuencias de esta deficiencia solo se sientan ahora, se encuentra entre otras cosas en la capacitación de ginecólogos en la antigua República Democrática Alemana. "En Alemania del Este era obligatorio que todos los ginecólogos aprendieran a abortar en la carrera y ofrecieran este servicio", continúa Gabrysch. Pero muchos especialistas experimentados se están jubilando.

Organizaciones como Medical Students for Choice están tratando de compensar la falta de información con seminarios sobre el tema fuera del plan de estudios, que incluyen los "talleres de papaya". En ellos, se utilizan frutas tropicales para mostrar cómo se llevan a cabo los abortos: se aspiran las pepitas de la fruta a través de un tubo igual que se absorbe al embrión del útero en un aborto.

La eliminación de los párrafos 218 y 219 del Código Penal es el objetivo declarado de los activistas que saldrán a la calle este sábado. Para Sarah Thibol, esto sería sólo el primer paso. "Debemos seguir luchando para asegurar que las mujeres puedan tener abortos sin sufrir exclusión en el trabajo o sin que sean expulsadas de la comunidad", dice.

(lgc/rrr)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda