Accidente de autobús en Guatemala deja 48 muertos | América Latina | DW | 10.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Accidente de autobús en Guatemala deja 48 muertos

El gobierno del presidente Otto Pérez decretó tres días de duelo nacional "en señal de dolor", tras el siniestro, dijo el vocero de la Presidencia, Francisco Cuevas.

De las 41 personas que murieron en el lugar del siniestro, 39 fueron identificadas, informaron las autoridades. Entre los muertos hay al menos cuatro menores, incluyendo tres bebés, así como unas diez mujeres.

Unas 40 personas sufrieron heridas, de las cuales siete fallecieron en hospitales por la gravedad de sus heridas, de acuerdo con datos ofrecidos por la radio. El Ejecutivo no precisó un dato oficial sobre el número de fallecidos y heridos. Se limitó a consignar que el accidente "dejó más de 40 fallecidos".

Autoridades del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), quienes instalaron una morgue en el lugar del suceso para identificar a las víctimas, informaron a la cadena radial Emisoras Unidas que en el lugar del percance, en el fondo de un barranco de más de 100 metros, contabilizaron 41 cuerpos, 39 de los cuales ya fueron identificados.

El grave suceso se registró a unos 64 kilómetros al oeste de la capital de Guatemala, cuando el autobús que trasladaba a más de 80 personas desde el municipio de San Martín Jilotepéque rumbo a la cabecera departamental de Chimaltenango cayó al barranco.

El grave suceso se produjo a 64 km de la capital de Guatemala.

El grave suceso se produjo a 64 km de la capital de Guatemala.

Las víctimas se dirigían a su lugar de trabajo

Los primeros bomberos en llegar al fondo del abismo fueron quienes rescataron a los sobrevivientes empleando diversos equipos, explicó Rosa Jiménez, del cuerpo de Bomberos Municipales de Chimaltenango. Mario Cruz, de los Bomberos Voluntarios, dijo que "varias personas salieron expulsadas cuando el autobús cayó al precipicio".

Cruz dijo que al lugar se trasladó desde la capital la Patrulla Especial de Rescate de ese cuerpo de bomberos. El socorrista explicó que unos 40 heridos fueron trasladados al hospital de Chimaltenango, pero éste no fue suficiente para atender a muchos, por lo que debieron ser enviados a municipios cercanos.

Las víctimas viajaban a su trabajo o al mercado desde San Martín Jilotepéque a Chimaltenango. El suceso sorprendió a las autoridades del Ejecutivo en una Junta de Gabinete. El ministro de Salud, Jorge Villavicencio, coordinó por teléfono las acciones en los hospitales más cercanos y declaró a periodistas que los nosocomios contaban con los insumos y equipo necesarios.

No obstante, al menos ocho de los heridos fallecieron en los hospitales, generalmente en condiciones precarias por la falta de presupuesto. Los bomberos trasladaron a los heridos a hospitales nacionales de la ciudad de Antigua Guatemala, Chimaltenango y la capital.

Dos de los heridos que presentaban trauma craneoencefálico debieron ser trasladados por los socorristas al hospital Roosvelt de la capital para su inmediata intervención quirúrgica, dijo Villavicencio.

El ministro guatemalteco de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi, no descartó que la tragedia haya ocurrido por la sobrecarga del autobús -algo muy común en el medio- y el exceso de velocidad.

CP (rtr, afp)

DW recomienda