Abuso infantil en Alemania: el médico debe poder contarlo | Sociedad | DW | 06.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Abuso infantil en Alemania: el médico debe poder contarlo

Políticos están considerando dar a los médicos más libertad de acción para intercambiar información sobre posibles casos de abuso infantil. La medida podría comprometer normas de confidencialidad, y salvar vidas.

El pediatra Burkhard Lawrenz recuerda uno de sus casos más difíciles: el tratamiento de dos hermanos que él creía que estaban siendo objeto de abusos. La madre se dio cuenta que Lawrenz empezaba a sospechar y dejó de ir a su consulta.  Pero Lawrenz informó a la Agencia Estatal para la Atención de la Niñez. 

"Me imagino que las autoridades tomaron cartas en el asunto”, cuenta Lawrenz, "pero yo estaba equivocado”.  Al final, la madre mató a sus dos hijos y luego se suicidó.

"Hoy, cuando una madre cambia continuamente de pediatras aviso a Riskid", dice Lawrenz, una ONG que alerta a los demás médicos sobre el posible maltrato infantil.  Riskid es, realmente, un teléfono rojo fundado en Duisburg en 2005. Cuando un médico tiene la sospecha de que un niño está siendo abusado, puede buscar el nombre del niño en la base de datos Riskid y ver si otro pediatra ha expresado preocupaciones similares.  Si ese es el caso, el médico puede llamar al colega en cuestión y discutir los detalles o introducir los datos del menor en la red.

Una red de 270 médicos

Esta es una estrategia importante, para evitar el trágico caso que le sucedió a Lawrenz. "En algunos casos no se está realmente seguro de que algo está mal, si no se ve al paciente varias veces”, dice Lawrenz a DW.  "Si los padres cambian de médico varias veces durante un período crítico, toma más y más tiempo establecer qué es lo que le está ocurriendo a los niños”, acota.

La aceleración de este proceso podría ayudar a ahorrar el gran sufrimiento de muchos niños, e incluso podría salvar vidas.

Pero los cerca de 270 médicos que participan en la red Riskid están actuando en una zona jurídica no muy clara. En general, la confidencialidad entre médico-paciente está amparada por la ley y el galeno no puede compartir ninguna información sobre sus pacientes, a menos que éste lo apruebe explícitamente.

Para esclarecer la situación legal de los médicos, el recién elegido gobierno de Renania del Norte-Westfalia planea un cambio de la ley.

"La violencia contra los niños es un absolutamente inaceptable. Es la responsabilidad del Estado y la sociedad proteger a los más pequeños y débiles", dice el ministro de Salud de Renania del Norte-Westfalia Karl-Josef Laumann (CDU) a DW a través de correo electrónico. "Los médicos necesitan claramente más apoyo y claridad legal. Es por eso que estamos estudiando medidas e instrumentos para ayudar a los médicos a proteger a los niños proteger de manera eficaz".

Carla Bleiker (jov, rr)

DW recomienda