Abucheos, insultos y piedras contra Macri en Mar del Plata | América Latina | DW | 12.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Abucheos, insultos y piedras contra Macri en Mar del Plata

El incidente ocurre después de la publicación de un estudio de la UCA, que alerta de los "nuevos pobres" argentinos.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, sufrió hoy (12.08.2016) abucheos en la ciudad bonaerense de Mar del Plata, donde viajó para encabezar una acto de anuncios de vivienda. Incluso se registró el lanzamiento de piedras contra la comitiva presidencial. Finalizado el evento, un grupo aislado de personas concentradas en el lugar profirió insultos contra Macri e incluso se lanzaron algunas piedras contra los automóviles, lo que llevó a la detención de cuatro menores que luego fueron liberados. Al parecer, Macri no se encontraba en el lugar donde se lanzaron las piedras, según la información difundida por los medios locales.

"Hay que usar la energía para construir, no para agredir", expresó Macri durante su discurso, que estuvo interrumpido por abucheos y silbidos. En el acto, el presidente presentó el Plan Nacional de Hábitat, que tendrá por objetivo la urbanización de localidades en situación de vulnerabilidad, junto a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y dirigentes locales. A continuación, Macri se dirigió a una planta de producción de kiwis de la localidad de Sierra de los Padres, a unos 15 kilómetros de Mar del Plata.

"Nuevos pobres", alerta un estudio

Según un estudio publicado ayer por la Universidad Católica Argentina (UCA), a la pobreza estructural con que contaba Argentina desde hace varios años se sumaron este año nuevos pobres afectados por el agravamiento de la inflación y la recesión en los primeros meses de gestión de Mauricio Macri, en un contexto de precarización laboral. El Barómetro de la Deuda Social Argentina elaborado por la UCA, una entidad de estrecho vínculo con el papa Francisco, indicó que la pobreza creció de un 29 por ciento en diciembre -cuando Cristina Fernández de Kirchner entregó el poder a Macri- a un 32,6 por ciento a fines del primer trimestre de este año. El índice de indigencia pasó en tanto de un 5,3 por ciento a un 6,2 por ciento. Los "nuevos pobres emergen de medidas normalizadoras adoptadas por el actual gobierno", alerta el informe. La entidad realiza estas mediciones de forma regular desde 2010 y sus datos cobraron relevancia ante las sospechas de manipulación de las estadísticas oficiales durante el kirchnerismo.

El director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, Agustín Salvia, afirmó hoy que "muchos indicadores demuestran que hubo alguna mejora durante el 2010 y 2015". "Pero mantenemos una estructura sumamente complicada desde el punto de vista social desde diciembre pasado", alertó. Salvia señaló que "se produjo un agravamiento de pobreza por ingreso". De los más de 40 millones de habitantes en la Argentina, "hay 1,4 millones de personas con problemas de alimentación; 7,9 millones de personas con dificultades para ingresar a los sistemas de salud y 7,2 millones de personas sin una vivienda adecuada", precisó. El experto subrayó que "los programas sociales ayudaron, pero no sirven para resolver problemas estructurales, hay que generar puestos de trabajo".

El director del estudio advirtió que se agravó "la situación social desde diciembre" y un sector de la población padece mayor riesgo frente al aumento de los precios, que suben a un ritmo del 40 por ciento anual, la recesión económica y la fuerte alza de las tarifas de los servicios públicos. "Esta masa de segmentos de clase media baja o sectores populares constituyen los nuevos pobres que emergen de medidas normalizadoras adoptadas por el actual Gobierno", señala el informe. "Es factible que el Gobierno necesite ganar tiempo para que la economía comience a crecer y para generar confianza en que un futuro distinto es posible, sin embargo, muy poco se logrará si no hay una distribución socialmente más equitativa de los costos del ajuste", alerta el estudio.

MS (efe/dpa)

DW recomienda