Abordando la política de inmigración integralmente | Europa | DW | 22.07.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Abordando la política de inmigración integralmente

Sobre el camino trazado en la Cumbre de Rabat para enfrentar la migración hacia Europa, DW-WORLD consultó al director del gabinete de la Secretaria de Estado de Inmigración y Emigración de España, César Mogo Zaro.

Escena que se repite, una y otra vez.

Escena que se repite, una y otra vez.

DW-WORLD: ¿Cree usted que el Plan de Acción representará un avance en cuanto a solucionar las causas del problema migratorio hacia Europa?

La aprobación del Plan de Acción, que contiene más de 60 medidas concretas en el ámbito de la migración legal, la migración ilegal y el codesarrollo, supone la plasmación de los países de origen, tránsito y destino de las migraciones desde una óptica global y equilibrada. Por primera vez países de origen, tránsito y destino para hablar de inmigración y eso ha propiciado que se incorporen al Plan de Acción y a la Declaración de Rabat los intereses y las prioridades de todos los participantes. Ahora deben centrarse los esfuerzos en poner en marcha el Plan. En ese sentido, el camino marcado en Rabat parece adecuado.

DW-WORLD: "Tenemos buenas razones para sospechar que esta conferencia interministerial es una cumbre de la repatriación. Es decir que se adoptarán medidas para presionar a los países de donde provienen los inmigrantes y refugiados, para que den acogida a su gente", afirma Hischam Rachidi, de la organización Micro-Europa. ¿Usted qué opina al respecto?

Todo lo contrario. No se trata en absoluto de presionar a los países de origen, sino de establecer un marco de diálogo fluido y estable en materia de migraciones entre África y Europa. Un análisis del Plan de Acción revela que la lucha contra la inmigración irregular,de la que la readmisión forma parte, es sólo uno de los bloques de la cooperación. La Conferencia de Rabat ha diseñado el primer partenariado entre Europa y África para trabajar conjuntamente en la adecuada gestión de la migración y aprovechar las sinergias positivas entre migración y desarrollo. En Rabat se ha aprobado una Declaración y un Plan de Acción que contiene unas 60 medidas concretas, entre las que cabe destacar:

-En cuanto a migración y desarrollo: Abaratamiento y mejor aprovechamiento de las remesas; Proyectos generadores de empleo en zonas de fuerte migración; creación de un foro económico y comercial euroafricano; creación de fondos de microcréditos para apoyar la cooperación de los emigrantes en el desarrollo de sus propios países -propuesta española de crear una estructura de cooperación financiera para su gestión, con una aportación inicial española de 10 millones de euros. También la creación de redes de universidades e institutos africanos europeos, facilitando el acceso de estudiantes africanos a las mismas; estimular el retorno de los estudiantes e investigadores africanos para paliar la fuga de cerebros.

-Con respecto a la migración legal: compromiso de mejorar la gestión conjunta de migración legal, junto con formación en origen de los migrantes; acuerdos de flujos migratorios, que contemplen también mecanismos de migración temporal y circular; mejora de la información sobre las necesidades del mercado de trabajo en Europa, conectando la oferta y la demanda de trabajo; campañas de sensibilización e información sobre las ventajas de la migración legal y los peligros de la migración ilegal.

-En el rubro de migración ilegal : Compromiso para la readmisión, con sistemas eficaces a nivel bilateral y regional, incluyendo acuerdos de readmisión; mecanismos de identificación de los inmigrantes irregulares -España ha propuesto la creación de equipos regionales de identificación. También el desarrollo de mecanismos de cooperación policial y judicial para luchar contra el tráfico de migrantes y la trata de seres humanos, con equipos de acción conjunta para desmantelar redes de tráfico de personas; un sistema de alerta precoz inspirado en el europeo; una base de datos para luchar contra la migración irregular. Y en cuanto a seguimiento: la creación de un Comité de Seguimiento para la aplicación del Plan de Acción; un observatorio Euro-Africano para las Migraciones y, por iniciativa española, la organización de una segunda Conferencia en dos años.

DW-WORLD: La mayoría de los inmigrantes que intentan llegar a Europa son refugiados económicos, pero entre ellos también hay fugitivos de guerra y personas que buscan refugio ante la persecución política o religiosa de que son víctimas. ¿Prevé el Plan de Acción respuestas diferentes a problemas distintos?

Aunque la Conferencia se ha centrado en las cuestiones relativas a la migración y al desarrollo -ése era su objetivo-, tanto en la Declaración como en el Plan de Acción queda plasmada la voluntad de los Estados participantes de cumplir con las obligaciones que les incumben sobre la base del Derecho Internacional en relación con las personas necesitadas de protección internacional.

DW-WORLD: España fue uno de los países promotores de esta Conferencia. ¿En qué se diferencia su postura de la de los otros países de la Unión Europea?

España viene defendiendo la necesidad de que se aborde la política de inmigración desde una perspectiva integral y, en este sentido, defiende que la política común europea en este ámbito incorpore elementos que vayan más allá de la lucha contra la inmigración irregular. En este sentido, la Conferencia ha supuesto un gran éxito. La implicación de la UE ha sido plena y parece haberse asentado la idea de que es necesaria la cooperación global con los países de origen y tránsito y que no son eficaces, por si solas, las medidas que atiendan solo al control de la inmigración irregular. España es partidaria de gestionar las migraciones, no de sofocarlas. Otros países se resisten a incorporar a la política común de inmigración elementos que vayan más allá de la cooperación en la lucha contra la inmigración irregular.

DW recomienda