¿Abandonará CSU a Merkel? | Alemania decide | DW | 27.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

¿Abandonará CSU a Merkel?

La Unión Cristianosocial (CSU) se encuentra en aprietos. Hasta ahora, el partido prácticamente solo conocía las mayorías absolutas. Tras las fuertes pérdidas en las recientes elecciones, la CSU se tambalea.

Horst Seehofer

Horst Seehofer

En Baviera, la CSU prácticamente domina el panorama político. No obstante, este partido conservador, cercano a la Iglesia y con un fuerte perfil social, sufrió una dolorosa derrota en las elecciones generales del 24 de septiembre. En el estado federado de Baviera perdió casi un diez por ciento de los votos en comparación con los comicios de 2013. 

Más información:

-Alemania: tema de refugiados dificulta a Merkel formar Gobierno

-Opinión: la última victoria de Merkel

Giro hacia la derecha

Muchos de los electores tradicionales de la CSU votaron esta vez por el partido populista de derecha Alternativa para Alemania (AfD), formación que se sitúa a la derecha de la conservadora CSU en el espectro político germano.

Si bien el jefe de los cristianosociales bávaros, Horst Seehofer, evitó hablar de un giro hacia la derecha tras la debacle electoral, señaló la necesidad de "hacerles una oferta a las personas de orientación nacionalista".

Sobre todo las regiones bávaras que se vieron afectadas por la crisis de refugiados castigaron a la CSU en las urnas.

Un problema para Merkel

De momento, la única coalición de gobierno posible para Angela Merkel es la coalición CDU/CSU, Liberales y Verdes. Sin embargo, aún no han comenzado las complicadas negociaciones entre liberales (FDP), conservadores (CDU/CSU) y ecologistas (Los Verdes), y la Unión Cristianosocial se ha convertido en un factor de riesgo para la canciller alemana. La CSU amenaza con romper la alianza conservadora con su partido hermano Unión Cristianodemócrata (CDU).   

No obstante, esta medida de presión no le servirá mucho en las negociaciones para formar gobierno. A diferencia de los otros dos potenciales socios de coalición, Los Verdes y el FDP, la CSU sufrió fuertes pérdidas en las urnas. Las encuestas le habían pronosticado un 47 por ciento de los votos, y al final fueron casi diez puntos porcentuales menos. Los verdes y los liberales, en cambio, obtuvieron mejores resultados que en las elecciones pasadas.

La CSU dificultará las negociaciones para formar gobierno en Alemania.

La CSU dificultará las negociaciones para formar gobierno en Alemania.

Desde ya está claro que la CSU dificultará las negociaciones. Si gira a la derecha, probablemente perdería el apoyo de aquellos miembros del partido que votaron por la CSU por su simpatía hacia Merkel. Además es de temerse que la Iglesia en Baviera se distancie del partido. Asimismo, bajo las actuales condiciones, pareciera ser imposible incluir en un posible acuerdo de coalición la principal demanda de Horst Seehofer de limitar la inmigración a 200.000 refugiados al año. Los Verdes se muestran reacios a gobernar con la Unión Cristianosocial, y, según las últimas encuestas, solo una cuarta parte de los alemanes realmente desea una coalición cuatripartita.    

A juzgar por los problemas internos del partido, puede ser que Los Verdes ni siquiera vayan a tener que negociar con Horst Seehofer, en su calidad de jefe de la CSU. El descontento en sus filas es grande, y no se puede descartar que Seehofer se vea obligado a dimitir en un futuro cercano.

Autor: Volker Wagener (VT/PK)

DW recomienda