450 Hermanos Musulmanes presos inician huelga de hambre | El Mundo | DW | 23.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

450 Hermanos Musulmanes presos inician huelga de hambre

El objetivo de los seguidores del derrocado presidente Mohamed Mursi es protestar por las condiciones en que se encuentran tras las rejas.

El movimiento islamista de los Hermanos Musulmanes informó este lunes (23.12.2013) que 450 de sus miembros, que se encuentran detenidos por las autoridades que asumieron el mando de Egipto tras el golpe de Estado que derrocó al presidente Mohamed Mursi, han iniciado una huelga de hambre como protesta por el trato que han recibido tras las rejas.

Entre los huelguistas se encontrarían asesores de alta jerarquía del depuesto mandatario, quien perdió el poder en julio luego de una crisis política y social desatada por multitudinarias manifestaciones en su contra, que derivaron en una intervención militar que impuso un régimen interino, caracterizado por la persecución que han sufrido los militantes de la hermandad musulmana.

El reclamo de los huelguistas es que se les ha negado recibir visitas de familiares, así como cuidados médicos y el acceso a abogados. Asimismo, reclaman que la cárcel de Tora, ubicada en El Cairo y donde purgan sus penas todos ellos, se caracteriza por poseer celdas hacinadas y en paupérrimas condiciones higiénicas.

Los seguidores de Mursi han seguido protestando.

Los seguidores de Mursi han seguido protestando.

No reconocen al Gobierno

Islam Tawfik, portavoz de la organización, dijo a la agencia EFE que a los detenidos, con suerte, “solamente se les permite hablar con sus familiares separados por un cristal y mediante un aparato de teléfono, lo que constituye una violación a los derechos humanos”. Añadió que la situación de los miembros de la cofradía “es lamentable porque hay muchos presos en cada celda”.

Sin embargo, otras fuentes de seguridad citadas por la misma agencia de noticias afirmaron que la separación de cristal “es una medida habitual y normal, que existe en todos los países del mundo”. La misma fuente aseguró que las autoridades no se doblegarán ante la huelga y recordó que los reclusos exigen, además de todo lo anterior, su liberación, pese a los “actos de terrorismo que han cometido”.

Tawfik aseguró que eso no es cierto, pues no reconocen “al Gobierno golpista que ordenó la detención”. Desde la caída de Mursi, unos 2.000 miembros del movimiento religioso y político han sido detenidos, al tiempo que las manifestaciones han sido duramente reprimidas, dejando cientos de muertos en el período más crítico de las protestas.

DZC (EFE, BBC)

DW recomienda

Publicidad