33 preguntas para ser alemán | Alemania | DW | 08.07.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

33 preguntas para ser alemán

La controversia ha acompañado desde sus orígenes a la llamada "prueba de nacionalización". Ésta se aplicará a partir de septiembre a quienes pretendan solicitar la nacionalidad alemana.

default

El examen es un paso en el camino hacia el pasaporte alemán.

Para algunos, pasar la prueba puede resultar fácil. Después de todo, impera el criterio de mayoría absoluta: quien conteste correctamente 17 de las 33 preguntas -la mitad más una- en el cuestionario, se hará acreedor al certificado correspondiente y podrá solicitar (reuniendo bastantes requisitos más) la ciudadanía alemana.

Fragenkatalog der Ausländerbehörde

El examen consta de 33 preguntas.

Opción múltiple

La calidad de las preguntas tampoco parece digna de gran temor. Hay, por supuesto, varios niveles de dificultad. Por ejemplo, una reza así: "Las leyes alemanas prohíben…". En seguida se ofrecen cuatro opciones para escoger una: La libertad de expresión de los y las habitantes, Peticiones de ciudadanas y ciudadanos, La libertad de asociación de los y las habitantes, o El trato desigual a ciudadanas y ciudadanos por parte del Estado.

Otras requieren de un conocimiento más específico; por ejemplo: "¿Qué partidos se unieron en 2007 para formar La Izquierda?". Las opciones: CDU y SSW, PDS y WASG, CSU y FPD, o Los Verdes y SPD.

Einbürgerungs-Fragebogen in Hessen

Algunos estados federados aplicaban su propio examen.

El catálogo total consiste en 300 preguntas generales, divididas en tres grupos temáticos: Vivir en democracia, Historia y responsabilidad, y Ser humano y sociedad. Otras diez preguntas, de las cuales se aplican tres, están relacionadas específicamente con el estado federado en el que habite el aspirante a convertirse en ciudadano alemán.

Un requisito de tantos

El cuestionario fue elaborado por la Universidad Humboldt de Berlín y pretende demostrar que quienes aprueban el examen correspondiente poseen suficientes "Conocimientos sobre el orden jurídico y social, así como de las condiciones de vida en Alemania". Esto no incluye la prueba de conocimientos del idioma alemán, que se aplica por separado y que también es parte de los requisitos para solicitar la nacionalidad.

En primera instancia, pasar esta prueba parece mucho más sencillo que aprobar, por ejemplo, el examen teórico para obtener la licencia de conducir en Alemania. Éste consta de preguntas también de opción múltiple, pero relacionadas con circunstancias mucho más específicas.

Das erste Mal

Muchos inmigrantes gozan por fin de derechos ciudadanos.

El margen de tolerancia es mucho menor: para aprobar el examen teórico de manejo en Alemania deben contestarse 30 preguntas con diferente valor según su dificultad.

En total son 110 puntos, de los cuales se permite un máximo de 10 puntos erróneos. Las preguntas con valor de 5 puntos son especialmente importantes; por ello, se reprobará el examen automáticamente al acumular dos de ellas.

DW-WORLD realizó dos pruebas virtuales en sitios distintos de Internet, y obtuvo resultados idénticos en el examen de nacionalidad: 30 de 33 preguntas aprobadas, mucho más del mínimo requerido.

Identidades complejas

Pero la facilidad o dificultad del examen que se aplicará a partir del próximo 1 de septiembre es relativa. Después de todo, la prueba nace como parte de las llamadas "políticas de integración" ante la realidad de la inmigración y la presencia de sociedades paralelas en el país, en las que no se habla alemán -o no lo suficiente- ni se participa de los usos y costumbres de la sociedad germana.

Karlsruhe Erschwindelter Pass darf wieder entzogen werden

Si aprueban el examen, los aspirantes a la nacionalidad obtienen un certificado.

Estas políticas, y el examen mismo, son objeto ya de críticas. Claudia Roth, dirigente de Los Verdes, dijo: "No necesitamos nuevos obstáculos de la burocracia, sino facilitar todo este proceso bajo el principio de doble nacionalidad".

La comunidad turca, aparente destinataria de las políticas alemanas de integración en su conjunto, también alzó la voz. Dirigentes turcos se manifestaron en contra de dicha prueba; en cambio, exigieron más apoyo para los cursos de integración y nacionalización.

Serdar Yazar, de la Federación de Estudiantes Turcos en Alemania, abordó el tema en toda su dimensión. En declaraciones a agencias informativas, afirmó que "ser ciudadano de Berlín y Estambul, sentirse como alemán y como turco, no son cuestiones excluyentes. Las identidades complejas son una realidad."

Los medios de comunicación alemanes destacan, en tono jovial, otro aspecto: si se les aplicara esta prueba, dicen, muchos alemanes no la pasarían.

DW recomienda

Publicidad