23 alemanes al Mundial | Deportes | DW | 01.06.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

23 alemanes al Mundial

El entrenador de la selección de Alemania, Joachim Löw, entregó la nomina definitiva de 23 jugadores que representarán al país en el Mundial de Sudáfrica. El lateral Andreas Beck fue descartado.

default

Joachim Löw: alea jacta est.

Pocas horas antes de vencer el plazo oficial fijado por la FIFA –la medianoche del martes- para que los seleccionados que participan en el Mundial entregaran la lista de 23 integrantes, Löw reveló a través de un boletín de prensa emitido en Eppan, en los Alpes italianos, donde Alemania se encuentra concentrada, los nombres de los jugadores que viajarán a Sudáfrica.

Ellos son: los arqueros Jörg Butt (Bayern Múnich), Manuel Neuer (Schalke 04), y Tim Wiese (Werder Bremen); los defensas Dennis Aogo (Hamburgo), Holger Badstuber (Bayern Múnich), Jerome Boateng (Hamburgo), Arne Friedrich (Berlín), Marcell Jansen (Hamburgo), Philipp Lahm (capitán, Bayern Múnich), Per Mertesacker (Werder Bremen), Serdar Tasci (Stuttgart), y; los mediocampistas Sami Khedira (Stuttgart), Toni Kroos (Bayer Leverkusen), Marko Marin (Werder Bremen), Mesut Özil (Werder Bremen), Bastian Schweinsteiger (Bayern Múnich), y Piotr Trochowski (Hamburgo); así como los delanteros Cacau (Stuttgart), Mario Gomez (Bayern Múnich), Stefan Kießling (Bayer Leverkusen), Miroslav Klose (Bayern Múnich), Thomas Müller (Bayern Múnich) y Lukas Podolski (Colonia).

Andreas Beck quedó fuera

El lateral derecho del Hoffenheim de 23 años, nacido en Rusia, quien sólo jugó 57 minutos en el primer partido de Alemania durante la fase de preparación, contra Malta, conoció la noticia personalmente de parte del entrenador Löw, quien luego se la comunicó al resto del equipo, ante el cual Beck sostuvo un breve discurso de despedida deseándole a todos sus ex compañeros la mejor de las suertes en Sudáfrica.

“Por supuesto que es una frustración para Andreas Beck, él invirtió mucho esfuerzo en la concentración y siempre se portó de una manera correcta y profesional” contó Löw luego de dar a conocer su decisión, la cual, según dijo, se basó en la regular campaña del defensor en la Bundesliga por culpa de una lesión de la cual aún no se recupera plenamente. De todas formas, según el entrenador alemán, las esperanzas de estar en el Mundial no están completamente enterradas para Beck: “en caso de necesitar reforzarnos en los siguientes días por algún contratiempo él es nuestra primera opción”.

Flash-Galerie Deutschland Fußball WM-Kader 2010 Andreas Beck

Andreas Beck se queda sin pasaje para el Mundial de Sudáfrica.

Difícil decisión

El 6 de junio pasado el entrenador alemán publicó la lista de preseleccionados. En ella se encontraban 27 nombres, lo que indicaba claramente que 4 jugadores no estarían Sudáfrica, 4 que Joachim Löw tendría que tachar para reducirla a 23, el número oficial que la FIFA permite en un Mundial. El entrenador asumió la pesada responsabilidad de eliminar a 4 de los mejores futbolistas alemanes del momento dejándolos por fuera del evento, que para ellos es la cumbre de su carrera profesional.

El destino, sin embargo, se encargó de quitarle a Löw la autonomía de decidir por sí mismo, y a la vez le planteó un dilema de orden táctico con el que no contaba. Uno a uno fueron cayendo importantes piezas de su preselección, todas ellas previstas para apoyar al plantel alemán en las labores defensivas; primero el capitán Michael Ballack, víctima de una falta durante la disputa de la final de la FA Cup en Inglaterra; luego Christian Träsch, lesionado sin contacto con el rival en un inofensivo partido de preparación en plena concentración; por último Heiko Westermann, quien en la última jugada del amistoso contra Hungría, el penúltimo antes de debutar en el Mundial, se fracturó el pie izquierdo.

De los originales 4 ya el entrenador sólo tenía que desprenderse de uno, pero lo que a primera vista parecería más fácil se tornó en un problema muy complicado pues antes de poder determinar qué jugador abandonaría la selección, Löw se vio obligado a encontrar un balance entre todos los sectores del equipo, y la formación defensiva, especialmente en el mediocampo, se constituyó en un rompecabezas por culpa de las bajas imprevistas.

Por ello al final fue Andreas Beck quien tuvo que renunciar al Mundial. Él, como defensa lateral derecho neto, carecía de la versatilidad que tiene aquellos que fueron candidatos a ser eliminados: Piotr Trochowski, Marcell Jansen y Dennis Aogo, quienes pueden ocupar tanto posiciones en la defensa como en el mediocampo, bien sea con funciones netamente de contención, o con vocación de ataque. El otro nombre que se barajó como posible descartado, el delantero del Leverkusen Stefan Kießling, tenía a su favor el bono de ser el máximo goleador alemán en la Bundesliga; su ausencia en Sudáfrica no hubiera sido aceptada por la opinión pública, pese al exceso de atacantes, especialmente por el mal momento que atraviesan sus colegas Miroslav Klose y Mario Gómez.

Ya con la nomina definida, el seleccionado alemán abandona la concentración en los Alpes italianos y se desplaza a Francfort, donde este jueves jugará su último partido de preparación -contra Bosnia- y se despedirá de la afición local. Los jugadores tendrán dos días libres después del juego y se reunirán otra vez para emprender el viaje a Sudáfrica el domingo.

Autor: Daniel Martínez

Editora: Emilia Rojas

Publicidad