20 años de la ampliación de la OTAN hacia el este: esperanzas fallidas | El Mundo | DW | 12.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Opinión

20 años de la ampliación de la OTAN hacia el este: esperanzas fallidas

Los países que se incorporaron a la Alianza Atlántica se han beneficiado de ello. Pero no todo lo que soñaban hace 20 años se ha vuelto realidad, opina Bartosz Dudek.

El 12 de marzo de 1999 marcó el término simbólico de una era. Ese día, los ministros de Relaciones Exteriores de Polonia, la República Checa y Hungría entregaron al gobierno estadounidense los documentos de ratificación que sellaron el ingreso de estos antiguos satélites de la Unión Soviética a la OTAN.

El escenario de la ceremonia fue la ciudad de Independence, en Misuri. ¿Podría haber habido una localidad con un nombre más apropiado? Independence es el lugar de origen del expresidente estadounidense Harry S. Truman, en cuyo período de gobierno se inició la Guerra Fría. Allí, en la biblioteca que él mismo fundó, tuvo lugar el acto simbólico de la emancipación de las naciones sojuzgadas por la Unión Soviética después de la II Guerra Mundial. Para esos pueblos fue un acto de justicia histórica.

Entusiasmo perdido

El entusiasmo imperante hace 20 años se disipó hace ya tiempo. Precisamente en Estados Unidos, Hungría, Polonia, y también en Turquía, "antiguo” miembro de la OTAN, han llegado entretanto al poder políticos que apuestan por egoísmos nacionales, división y agitación, que consideran "enemigos del pueblo” a los medios de comunicación críticos y socavan el estado de derecho. Si la OTAN aspira a ser no solo una alianza militar, sino una comunidad basada en valores democráticos compartidos, los últimos años han sido desilusionantes.

Dos décadas después de ceremonia de Independence, las palabras del expresidente Truman que se citaron entonces resuenan como una advertencia dirigida no tanto a Rusia, sino a su propio sucesor en funciones. "La seguridad y el bienestar de cada miembro de esta alianza depende de la seguridad y el bienestar de todos. Ninguno de nosotros puede lograr su prosperidad económica ni su seguridad militar por sí solo. Ninguno de nosotros puede garantizar la libertad solo”.

¿Fue la ampliación hacia el este un paso correcto desde el punto de vista actual? La decisión del entonces presidente estadounidense, Bill Clinton, fue controvertida en el ámbito interno. Un grupo no pequeño de políticos estadounidenses argumentó en esa época que la ampliación de la OTAN debilitaría a las fuerzas reformistas de Rusia y fortalecería a las reaccionarias. Los políticos de Alemania, que se consideraba defensora de la ampliación de la alianza hacia el este, tenían una visión diferente, dado que la seguridad de los vecinos orientales corresponde a los intereses del gobierno alemán. También los buenos negocios de empresas alemanas con los países del este de Europa tuvieron algo que ver en el asunto.

Seguro de vida

Dudek Bartosz Kommentarbild App

Bartosz Dudek

Es un hecho que ningún miembro de la OTAN sido jamás blanco de un ataque militar ruso. Sí lo ha sufrido en cambio Ucrania, que no pertenece a la alianza. No sorprende entonces que sobre todo Polonia y los países bálticos presionen tanto por contar con la presencia de tropas de Estados Unidos o de la OTAN en sus territorios. Para ellos, es un seguro de vida. Y la historia enseña que funciona: Berlín Occidental solo pudo sobrevivir como isla democrática en el mar de la dictadura comunista gracias a que soldados estadounidenses estaban emplazados allí.

El 12 de marzo de 1999 marcó el fin de una época y el comienzo de algo nuevo. Los países que se integraron a la OTAN obtuvieron más estabilidad y seguridad. No se cumplió en cambio la esperanza que expresó el entonces ministro de Relaciones Exteriores polaco, Bronislav Geremek: que la pertenencia a la OTAN también contribuyera a fortalecer la democracia, los derechos humanos y la solidaridad internacional.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

(er/el)

DW recomienda