1. FC Köln: el Big Brother del fútbol mundial | Deportes | DW | 09.03.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

1. FC Köln: el Big Brother del fútbol mundial

El dinero gobierna el mundo. Esto vale desde hace mucho para el deporte profesional. Quien quiera tener éxito en el durísimo negocio del deporte, necesito mucho dinero o una buena idea. Éste es el caso del 1 FC Köln.

default

El laboratorio donde se aplica la fórmula mágica: buscar futuras estrellas observando los partidos

La fórmula mágica se llama SportsLab y se supone que le dará al ascendente equipo de Colonia ventajas en cuanto a goles, puntos y, en el mejor de los casos, le ayudará a conseguir la copa. SportsLab no es más que un programa de computación, uno muy singular.

El astuto entrenador del Colonia, Christoph Daum, está consciente de que sólo el pájaro que madruga se queda con la comida. Por eso encargó a expertos en informática que desarrollaran un programa con el que encontrar en clubes de todo el mundo a los talentos del fútbol.

Las primeras experiencias con este método han sido exitosas. “Nosotros detectamos antes que nadie a un buen jugador y entramos en contacto con él”, declara Daum con orgullo. Sin embargo, de detectarlo a contratarlo… depende también de las finanzas.

Jugadores de 15 países

Pone como ejemplo el caso del brasileño Pedro Geromel. Este artista de la defensa, de 23 años, se cambió por 2,5 millones de euros a jugar a orillas del Rhin.

Entretanto se encuentra catalogado como uno de los mejores defensas de la Liga y su valor se ha multiplicado. No fue descubierto por uno de los llamados scouts, sino por un estudiante portugués que junto con otros 25 estudiantes analiza en la central del 1. FC Köln filmaciones de partidos de todo el mundo.

Para ello se han instalado en el tejado del club varias antenas satelitales. Casi todos los partidos del mundo se ven en esa central; todos encuentran cabida en su base de datos.

SportsLab von innen

Estudiantes de todo el mundo trabajan observando partidos de fútbol

Más barato y más efectivo

Este sistema es más eficiente que el método clásico, explica Boris Notzon quien dirige SportsLab. La competencia utiliza hasta ahora dos métodos: la red de contactos de los managers y las informaciones de las empresas especializadas, que recogen datos de los buscadores de talentos observando los juegos de las ligas en los estadios

Lo hacen por pedido o como independientes que ofrecen sus servicios a varios clubes. En todo caso, cuesta dinero, bastante más que SportsLab. Por ello han podido darse el lujo de reaccionar rápidamente y decir: “ése jugador es para nosotros”.

Notzon compadece a los otros, y confía en los conocimientos de sus colaboradores de 25 países que analizan sus ligas nacionales. La mayoría de ellos son futbolistas aficionados y saben lo que hacen.

Las ventajas de SportsLab son evidentes. Gracias a las grabaciones se puede analizar el juego de un equipo y observar a el desarrollo de un jugador. “Cuando un futbolista juega bien una vez no tiene mucha relevancia, pero sí si lo hace 13 ó 15 veces”, explica Notzon. Obviamente, eso es más barato que un scout que tiene que desplazarse por todo el mundo.

Christoph Daum (Kölns Trainer)

Christoph Daum, el entrenador del 1. FC Köln

El programa de SportsLab tiene otras ventajas; ayuda a los jugadores a prepararse para el siguiente juego, por ejemplo. Antes de cada enfrentamiento, cada futbolista recibe un pequeño reproductor de videos portátil, en el que encuentra, aparte de las informaciones del equipo contrincante, análisis concretos de su forma de jugar: defensiva u ofensiva, sus esquinas preferidas, su manera de correr. Basta recordar la famosa hoja de Jens Lehmann!

Más de año y medio, los especialistas en computación del equipo de Colonia trabajaron en el desarrollo de este programa. Pero, según la opinión de Daum –un entrenador conocido por su poco convencionalismo- ha valido la pena. “Hasta que los otros clubes desarrollen un sofware parecido pasará un año; hasta eso nosotros habremos avanzado mucho”.

DW recomienda

Publicidad