1° de septiembre: 65 años del inicio de la II Guerra Mundial | Política | DW | 01.09.2004
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

1° de septiembre: 65 años del inicio de la II Guerra Mundial

"Desde las 5:45 respondemos a los ataques". Esta frase pronunciada por Hitler hace 65 años significó el comienzo de una de las masacres más grandes de la historia, la Segunda Guerra Mundial.

default

Soldados polacos hacen guardia frente al monumento que rememora el inicio de la contienda.

El estallido de la guerra comenzó con un ataque simulado por las tropas de las SS que, disfrazadas de soldados polacos, dispararon contra la emisora alemana de radio Gleiwitz. Este ataque fingido proporcionó la excusa a Hitler para iniciar la invasión de Polonia.

La guerra ya estaba entre los planes del Führer desde mucho antes. 15 años antes ya había escrito en su libro "Mi Lucha" que los alemanes debían conquistar nuevos territorios y ya manifestaba que la paz entre los pueblos sería imposible y sólo la guerra determinía quién sobrevive.

Pactos estratégicos

Las enemistades con Polonia ya venían desde la república de Weimar. Con el tratado de Versalles, que puso final a la primera guerra mundial, Polonia exigió cesiones por parte de Alemania. La provincia alemana de Prusia del este quedaba separada del imperio por un corredor y pocos políticos alemanes querían aceptarlo. Cuando los nacionalsocialistas entraron en el gobierno en 1933, Hitler inició por razones

Der im Zweiten Weltkrieg zerstörte Kuppellesesaal der Staatsbibliothek zu Berlin, Haus Unter den Linden

Imágenes sobrecogedoras de la destrucción de la guerra.

tácticas una política de acercamiento a Polonia que culminaría con la firma de un pacto de no agresión entre ambos países.

Pero la paz no estaba registrada en la agenda de Hitler. En agosto de 1939, el Führer cambió su estrategia y firmó un pacto de no agresión con Stalin. En un protocolo adicional quedaban registradas las intenciones de ambos de repartirse Polonia. Una semana más tarde, se produjo el simulacro de ataque y comenzaron las hostilidades.

En legítima defensa

Sin advertencias ni declaración de guerra, a las cinco de la madrugada del 1 de septiembre, la "Luftwaffe" (fuerzas aéreas) atacó Polonia. Hitler anunció por radio que sus fuerzas, en legítima defensa, estaban rechazando una invasión polaca. Una hora más tarde, entraron las tropas y el ejército alemán inició la marcha sobre Polonia. La mañana del 1 de septiembre, el buque Schleswig-Holstein abrió fuego contra la ciudad libre de Danzig, provocando así el estallido de la guerra. El mismo día 1, el presidente norteamericano

Hitler hält eine Rede mit Hakenkreuz im Hintergrund

Adolf Hitler, el gran artífice de la matanza.

Roosevelt pidió a Gran Bretaña, Francia, Alemania y Polonia que no bombardeasen ciudades abiertas ni poblaciones civiles. Todavía nadie preveía el alcance que iba a tener el recién iniciado conflicto.

Tras el comienzo de la guerra, Francia e Inglaterra enviaron un ultimátum a Hitler para que cesaran las agresiones. Berlín ignoro el aviso y a las 12 horas del día 3 de septiembre, Inglaterra y Francia se declaraban en guerra contra Alemania. Sin embargo, los aliados reaccionaron con lentitud a las agresiones del Reich. Posiblemente defraudadas por la poca y desorganizada resistencia del ejército polaco.

La invasión de Polonia fue el inicio de uno de los conflictos más crueles de la historia que, con un armamento hasta entonces sin precedentes, provocó una devastación a nivel mundial. El costo en vidas humanas de la masacre significó la pérdida de 44 millones de vidas en el bando aliado y 11 millones en las potencias del eje. Un holocausto originado por la exaltación nacionalista y las ideas expansionistas del régimen de Hitler.

Publicidad