Óscar Romero: beato, santo, eterno | América Latina | DW | 15.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Óscar Romero: beato, santo, eterno

¿Primero comunista, luego santo? Al cumplirse este 15 de agosto el centenario del nacimiento del héroe nacional salvadoreño Óscar Romero, se multiplican los indicios de una próxima canonización del obispo asesinado.

El arzobispo Óscar Arnulfo Romero fue beatificado por el Papa Francisco el 23 de mayo de 2015. Y pronto podría ser canonizado. Así lo cree al menos el arzobispo Vincenzo Paglia, postulador de la correspondiente causa de canonización.

Más información:

-Papa alaba “ejercicio de caridad cristiana” de Óscar Romero

-“Romero representa a las 70.000 víctimas de la guerra civil”

"Creo que estamos en un buen momento", señaló hace poco Paglia en una entrevista concedida a Radio Vaticano. Y explicó que si la comprobación de un milagro, ya efectuada en El Salvador, transcurre también sin contratiempos en el Vaticano, podría abrigarse la esperanza de que el proceso culmine el año próximo.

Reconocimiento internacional

En su patria, El Salvador, Óscar Arnulfo Romero es venerado como héroe nacional y paladín de la paz y la justicia.

Este sacerdote que luchó por los pobres y predicó contra la violencia militar, también obtuvo gran reconocimiento a nivel internacional. En 2011, el entonces presidente estadounidense Barack Obama se arrodilló ante la tumba del "obispo de los pobres". La ONU declaró el 24 de marzo, fecha del asesinato de Romero, "Día Internacional del Derecho a la Verdad". El parlamento salvadoreño lo nombró en 2000 "hijo meritísimo" y parlamentaros británicos lo postularon para el Premio Nobel de la Paz.

La tumba de monseñor Romero, en la Catedral de San Salvador.

La tumba de monseñor Romero, en la Catedral de San Salvador.

En el Vaticano, sin embargo, no tuvo muchos defensores hasta la elección del Papa Francisco, en marzo de 2013. Los sacerdotes revolucionarios que no aceptan la pobreza de sus feligreses como parte de la voluntad divina, sino que intentan mitigarla con la ayuda de Dios, no tenían mayores probabilidades de ser declarados beatos o santos.

Cambios en el Vaticano

Pero el primer Pontífice latinoamericano puso en marcha un cambio en la política eclesiástica.  Tras el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos a fines de 2014, Francisco emitió otra señal de reconciliación: monseñor Romero, asesinado el 24 de marzo de 1980 mientras celebraba una misa, dejó de ser considerado un revolucionario o comunista y pasó a ser visto como un adalid de los derechos humanos.

"La beatificación de Óscar Romero equivale a una nueva interpretación del martirio", comentó en esa ocasión el teólogo de la liberación Leonardo Boff a DW, indicando: "También alguien que defiende a los pobres con su vida es un santo".

El Papa Francisco no solo eliminó el bloqueo contra la beatificación de Romero, sino que anunció que se evaluaría la posibilidad de beatificar también a otro crítico del sistema: Dom Helder Cámara. El "Obispo rojo de Recife" había condenado ya en los años 50 la injusticia social y ofreció luego resistencia a la dictadura militar brasileña (1964-1985).

Larga lista de espera

Óscar Romero, Helder Cámara, Gustavo Gutiérrez, Jon Sobrino, Leonardo Boff y Erwin Kräutler… Los fundadores de la Teología de la Liberación no solo ofrecieron resistencia a las dictaduras en Latinoamérica y exigieron justicia social; también plantearon una pregunta que hasta el día de hoy deber ser respondida una y otra vez: ¿puede la fe cristiana cambiar la sociedad?

Para el arzobispo Vincenzo Paglia, promotor de la canonización de monseñor Romero, la respuesta es claramente afirmativa. Más aún: reconoce que la Guerra Fría también condujo a una polarización ideológica en el Vaticano. Según dijo a Radio Vaticano, la dedicación de Romero a los pobres fue vista por algunos como una opción política, dictada por un análisis marxista. "Pero eso no es cierto. La opción de amar a los pobres para cambiar el mundo es la misma que eligió Jesús", afirmó.

Romero es el primero de una larga lista de espera de mártires latinoamericanos olvidados. Tras décadas de titubeos, ha recibido el reconocimiento de la Iglesia. Muchos creyentes de América Latina esperan que "su" Papa canonice también a otros adalides de la justicia.

Autora: Astrid Prange de Oliveira (ERS/VT)

Óscar Romero Selingsprechung

Muchos salvadoreños esperan la pronta canonización de Óscar Arnulfo Romero.

DW recomienda