Ómicron: cómo frenan su avance en distintos países | Coronavirus | DW | 03.01.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

Ómicron: cómo frenan su avance en distintos países

Dosis de refuerzo, confinamientos, cruzarse de brazos. Acá revisamos cómo están reaccionando distintos países del mundo ante la contagiosa nueva variante.

La nueva variante pone en apuros a los sistemas de salud del mundo.

La nueva variante pone en apuros a los sistemas de salud del mundo.

Apenas iniciado 2022, el tercer año que la humanidad comparte con el coronavirus, muchos países enfrentan aumentos repentinos en las tasas de contagio debido a la variante ómicron, mucho más contagiosa que las anteriores. Acá les mostramos qué medidas han adoptado diversos países para intentar frenar este incremento de los casos.

Israel se refuerza

Uno de los pioneros en la inoculación masiva contra el SARS-CoV-2, Israel, nuevamente está recurriendo a las vacunas para hacer frente a la nueva ola. Es el primer país que está ofreciendo masivamente una cuarta dosis para contrarrestar los efectos de ómicron, un paso que seguirá Chile ya los primeros días de enero.

Al comienzo, en Israel solo los inmunodeprimidos iban a recibir la dosis adicional, pero a partir del pasado domingo 2 de enero también pueden pedir su vacuna los mayores de 60 años y el personal médico.

Un hombre recibe su dosis de refuerzo en Israel.

Un hombre recibe su dosis de refuerzo en Israel.

El año pasado, Israel fue uno de los primeros países el ofrecer la tercera dosis, medida que luego fue imitada por otros Estados. Ahora, nuevos informes sobre la eficacia de la cuarta dosis también serán valiosos para los tomadores de decisiones del resto del mundo.

Países Bajos y Austria se encierran

Para frenar la curva ascendente de contagios, Países Bajos impuso un confinamiento nacional en diciembre. Todos los negocios no esenciales estarán cerrados hasta el 14 de enero, mientras que las escuelas volverán a abrir sus puertas el 10 del mismo mes.

Las medidas, que también afectaron las celebraciones navideñas, han demostrado ser impopulares. En la protesta más reciente, del domingo 2 de enero, miles de personas en Ámsterdam desafiaron la prohibición de reunirse para marchar contra el confinamiento.

Protestas contra las medidas de restricción en Países Bajos.

Protestas contra las medidas de restricción en Países Bajos.

En noviembre, Austria también impuso un confinamiento nacional por tres semanas, rompiendo exitosamente la curva ascendente de casos de covid-19. Ahora, la mayoría de las regiones aplican restricciones solo a las personas no vacunadas, a las que se les permite salir de casa solo para realizar actividades esenciales, como comprar comida o ir al médico.

Requisitos más estrictos en Japón y Tailandia

Si bien la mayoría de los países asiáticos ha logrado mantener a raya a ómicron, muchos están preparándose para un aumento de contagios que consideran inminente. India ha experimentado una oleada de casos importante en los últimos días. Apenas los primeros casos de la nueva variante fueron detectados, países como Japón y Tailandia reimpusieron medidas para los viajeros.

Para Japón, que tiene algunos de los requisitos más estrictos, esto significa que la mayoría de los extranjeros tienen prohibido el ingreso al país. En Tailandia, cuyo sector turístico ha sido duramente afectado durante la pandemia, los extranjeros todavía pueden ingresar, pero deben cumplir una cuarentena. El programa "Test & Go", que permitía el ingreso tras dar negativo a un test, ha sido suspendido temporalmente.

La cuarentena a debate en Alemania

Poco después de las fiestas navideñas, Alemania se preparó para una posible ola de ómicron introduciendo una serie de nuevas restricciones a las reuniones privadas y prohibiendo los eventos masivos.

Sin embargo, el gobierno debate si debería acortarse el período de 14 días de cuarentena para la persona que dio positivo al coronavirus o estuvo expuesta a él. Los expertos sostienen que hay preocupación de sobrecargar infraestructura esencial, como el sector de la salud, de la policía o bomberos, si demasiadas personas deben aislarse al mismo tiempo.

Alemania podría seguir el ejemplo de Francia y España, que redujeron el período de aislamiento de 10 a siete días. Sin embargo, en Francia esta reducción se aplica solo a las personas vacunadas, que incluso pueden acortar a cinco días el aislamiento si reciben un examen PCR negativo.

Mensajes confusos en Estados Unidos

Mientras en Alemania se debate sobre acortar la cuarentena, los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) revisan si el período de cuarentena debería ser más largo.

En EE.UU. están escaseando los tests.

En EE.UU. están escaseando los tests.

En este preciso instante, los infectados o expuestos al virus solo deben aislarse cinco días, una decisión adoptada recientemente que recibió un enorme rechazo por parte de la comunidad científica. Los críticos dicen que esta instrucción lo que hace es priorizar la productividad de los empleados por sobre su salud, y podría llevar a la gente a retornar al trabajo siendo aún contagiosa.

El aumento de los casos desatado por ómicron ha derivado en otros problemas, como la escasez de tests, algo que el presidente Joe Biden dijo que será corregido a la brevedad. (dz/ers)

DW recomienda